Descubren cóctel de píldoras antienvejecimiento

Washington, 25 sep.- Un nuevo estudio clínico muestra que los científicos podrían no solo retrasar el proceso de envejecimiento sino revertirlo, al estilo de Benjamin Button.

El curioso caso de Benjamin Button es una película de 2008 dirigida por David Fincher, con guion de Eric Roth y protagonizada por Brad Pitt y Cate Blanchett. Cuenta la historia de un hombre que nace con el cuerpo de una persona de 80 años y en el transcurso del tiempo va rejuveneciendo.

Los voluntarios en un estudio de California recibieron un cóctel de tres medicamentos comunes durante un año: una hormona del crecimiento y dos medicamentos para la diabetes. Los científicos habían estado probando las drogas con la esperanza de regenerar la glándula del timo.

Pero luego de un análisis más detallado, encontraron que los participantes habían perdido un promedio de 2,5 años en su reloj epigenético, que se mide analizando las marcas en los genomas de una persona, según la revista Nature y la cadena Fox News. Los sistemas inmunes de los participantes también mostraron signos de rejuvenecimiento.

Incluso los científicos que realizaron el ensayo quedaron impactados por los resultados. Esperaba ver una desaceleración del reloj, pero no una inversión, dijo el investigador Steve Horvath. Eso se sintió algo futurista, comentó.

Expertos advierten que los hallazgos son preliminares: el estudio solo incluyó a nueve participantes y no incluyó a un grupo de control. Pero si la investigación adicional confirma los hallazgos, el impacto en la atención médica y la relación de la sociedad con el envejecimiento en su conjunto podría ser masivo.

El reloj epigenético se mide mediante un registro de cambios químicos en el ADN de un organismo. El objetivo principal del ensayo fue evaluar si la hormona del crecimiento podría usarse para restaurar el tejido en la glándula del timo, que es crucial para la función inmune.

La glándula comienza a encogerse después de la pubertad y se obstruye por la grasa. Estudios anteriores habían demostrado que la hormona del crecimiento estimula la regeneración en el timo, pero también puede causar diabetes, por lo que los medicamentos para la diabetes se incluyeron en el estudio más reciente.

Los científicos solo verificaron los relojes epigenéticos en los participantes como una ocurrencia tardía. Horvath observó cuatro medidas diferentes de los relojes epigenéticos de cada uno de los participantes. Descubrió que todos ellos se habían revertido significativamente.