[:es]Deporte cubano buscará clasificaciones para Juegos Centrocaribeños[:]

[:es]cenocaribeñosLa Habana, 3 ene.- El deporte cubano enfrenta el 2017 con el objetivo principal de buscar el mayor número de plazas para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018.

En el denominado año bye, por la ausencia de eventos múltiples –Juegos Centrocaribeños, Panamericanos y Olímpicos—, los atletas de la Isla tendrán mucha actividad en ese sentido, entre estos varios campeonatos mundiales y regionales.

Dentro del programa anunciado por el departamento de alto rendimiento del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación sobresalen los certámenes del orbe del taekwondo, el atletismo, la lucha, el judo y el boxeo.

Los taekwondocas asumirán esa responsabilidad de primer nivel, en Corea del Sur, del 24 al 30 de junio, mientras los especialistas del campo y pista lo harán en Londres, Gran Bretaña, del 4 al 13 de agosto.

Ese mes tendrá mucho accionar, pues los luchadores estarán en París, Francia, del 21 al 26; y los judocas y boxeadores competirán en Budapest, Hungría, del 28 al 3 de septiembre, y en Hamburgo, Alemania, del 25 de agosto al 3 de septiembre, respectivamente.

Otra disciplina que enfrentará grandes retos es el Béisbol, ya que su calendario internacional refleja dos fuertes compromisos: la Serie del Caribe, en la primera semana de febrero, en Culiacán, México, y el IV Clásico Mundial, del 6 al 22 de marzo, torneo que se efectuará en varias sedes, entre estás Japón, donde los peloteros cubanos jugarán la etapa clasificatoria.

En la última reunión de 2016 entre directivos del INDER y la prensa, José Antonio Miranda, director de Alto Rendimiento, expresó que Cuba tiene el propósito de mantener el primer lugar por países en los Centrocaribe de Barranquilla.

Al respecto, explicó que los primeros análisis sitúan en 131 el total de títulos necesarios para hacer realidad una aspiración que otra vez demandará diversidad de deportes y concursantes.

Nuestro objetivo no es otro que ganar, y lo difícil de la misión se convierte en motivación adicional para trabajar más y mejor, porque solo el uso óptimo de los recursos, incluido el humano, lo hará posible, aseguró.

Recordó que este será el primer paso del actual ciclo olímpico, pues después tendremos los Juegos Panamericanos de Lima 2019, donde lucharemos por mantener el segundo puesto por naciones, y los Olímpicos de Tokio 2020.

El análisis de la actuación en las ciudades colombiana y peruana, así como también lo acontecido en la cita bajo los cinco aros de Río de Janeiro 2016 –lugar 18–, permitirán trazar estrategias y compromisos para la urbe japonesa, en busca de seguir entre los mejores a ese nivel. (ACN) (Imagen: Internet)[:]