Demócratas cierran alegatos contra Trump con más llamados a removerlo

Washington, 25 ene.- Los demócratas convertidos en fiscales del juicio político contra Donald Trump cerraron la presentación del caso contra el mandatario estadounidense con un nuevo llamado a destituirlo y renovadas advertencias sobre el peligro de su conducta.

En el tercero y último día destinado a que esos siete legisladores de la fuerza azul expusieran los cargos contra el gobernante, ellos manifestaron que, si la Cámara Alta no remueve de su cargo al jefe de la Casa Blanca, representará una amenaza a largo plazo para la democracia norteamericana.

Adam Schiff, el representante que encabeza el grupo de fiscales, acusó al presidente de violar el juramento de su oficina para poner sus intereses personales por encima de los de Estados Unidos en sus tratos con Ucrania, al pedir a ese país abrir dos investigaciones que lo habrían favorecido políticamente en las elecciones de noviembre venidero.

‘Esto es Trump primero, no Estados Unidos primero, no los ideales estadounidenses primero’, sostuvo el congresista por California, quien ha sido blanco frecuente de los ataques del mandatario por su papel protagónico en la pesquisa de juicio político desarrollada en la Cámara Baja.

Al término de esa investigación en el órgano controlado por los demócratas, Trump fue acusado de abuso de poder y obstrucción al Congreso, con lo cual se convirtió en el tercer presidente en la historia del país en enfrentar un proceso de este tipo.

De acuerdo con Schiff, la conducta del gobernante, de quien los demócratas consideran que presionó a una nación extranjera para que buscara información perjudicial sobre sus rivales políticos, hará ‘un daño grave para nuestra nación si esta cámara no se pone de pie y dice que esto está mal’.

Tras haber dedicado la jornada de ayer a profundizar en el primero de los cargos contra el jefe de Estado, él y los otros seis gerentes del juicio pasaron gran parte del viernes analizando los hechos vinculados con la imputación de obstrucción al Congreso.

Al respecto, manifestaron que los intentos de Trump de cerrar la investigación lanzada en el Congreso sobre sus acciones hacia Ucrania no tenían precedentes y afectaron la capacidad del gobierno para corregirse a sí mismo.

Si te gusta el presidente o no te gusta el presidente, es irrelevante. Se trata de la Constitución y su mala conducta. Lo que importa es si es un peligro para el país, porque lo volverá a hacer, expresó Schiff a los senadores, los jurados de este proceso.

Pero, incluso cuando los fiscales armaron su complejo caso, la mayoría republicana de la Cámara Alta parecía inamovible en su apoyo a Trump, no solo por su conocida disposición a absolver al presidente, sino también por su reiterada negativa a permitir en el juicio nuevos documentos y testigos, indicó al respecto The New York Times.

Luego del cierre de los argumentos de los demócratas este viernes, a partir de mañana la atención se enfocará en el equipo legal de Trump, que también dispondrá de 24 horas en tres días para exponer su defensa. (Prensa Latina)