Cuba: sector de las comunicaciones avanzó integralmente en 2019

La Habana, 26 feb.- Si hubo un año en el que Cuba avanzó de manera integral en el sector de las comunicaciones —pese a la compleja situación actual, marcada por el recrudecimiento del bloqueo económico del Gobierno de Estados Unidos— fue el recién concluido 2019.

Así trascendió este martes, durante el balance anual del sector, encabezado por el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el primer ministro, Manuel Marrero Cruz.

Sobre prioridades y retos se debatió ampliamente en la jornada de trabajo, donde el Primer Ministro destacó los logros que se han ido consolidando en el proceso de informatización de la sociedad cubana, al tiempo que consideró vital avanzar en la automatización de diferentes procesos y el empleo de la robótica, lo cual puede significar un alto impacto en la sociedad y en nuestra economía.

De cara al pueblo, disímiles son los pasos que se han dado desde el sector en cuestiones como el fomento del comercio electrónico que, valoró Marrero Cruz, desempeña un papel vital para facilitar trámites y gestiones a la población.

En el caso del gobierno electrónico —insistió— urge pasar de la presencia de los portales en la red a hacer de ellos una herramienta más de trabajo, con actualizaciones constantes de los contenidos que allí se trasladen.

Asimismo, destacó el quehacer que se ha desarrollado desde el Ministerio de Comunicaciones para conducir la migración hacia aplicaciones nacionales, sobre todo en sistemas contables, lo cual nos da soberanía; el fortalecimiento que se ha logrado en los diferentes grupos empresariales y empresas, donde aún existen muchas potencialidades para la exportación de servicios; y los resultados que ya han obtenido en materia de relación con la academia, que ha permitido la materialización de importantes proyectos y donde la Universidad de Ciencias Informáticas desarrolla un papel protagónico.

De igual manera, enfatizó en la responsabilidad que corresponde al Ministerio de continuar ayudando a organizar el desempeño de las formas de gestión no estatal, de darles seguimiento y aprovecharlas para que también contribuyan a la informatización del país.

Especial énfasis hizo en la necesidad de continuar fortaleciendo la comunicación social a todos los niveles; resulta vital mantener informados a nuestros trabajadores, al pueblo, sobre todo en los tiempos que corren, donde el enemigo busca constantemente maneras para agredirnos.

Vamos a seguir avanzando, habrá más conectividad, más Internet en Cuba y proseguiremos, en la medida que se pueda, flexibilizando las tarifas, aseguró. Este es un ministerio de mucha gente joven y con talento —subrayó— que unido a la experiencia de otros, permite fortalecer cada vez más el trabajo.

TRAS EL RETO DE CONTINUAR AVANZANDO EN LA INFORMATIZACIÓN DE LA SOCIEDAD

Diversos temas fueron tratados durante la sesión de trabajo, tras el claro propósito de acompañar cada vez más el proceso de informatización de la sociedad cubana.

La presidenta de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), Mayra Arevich Marín, señaló que a pesar de las insatisfacciones que persisten con los valores de las tarifas sobre los diferentes servicios que ofrece esa entidad, durante el pasado año se adoptaron medidas como la disminución del costo de Nauta Hogar y en la conectividad institucional.

Ante la interrogante del Presidente de la República sobre cómo han ido evolucionando dichas tarifas,  Arevich Marín señaló que inicialmente el costo de la línea móvil era de 120 CUC y actualmente permanece en 30. Si bien todavía no son las cifras a las que aspira la población y desde hace algunos años no se han bajado los precios, si se ha logrado una disminución sistemática y considerable en las tarifas de las ofertas asociadas a dicha telefonía.

La barrera de las tarifas no radica en el deseo de ETECSA de brindar servicios asequibles, sino en las condiciones de nuestra red, como parte de lo cual se ha previsto un plan de inversiones encaminado a mejorarla, refirió.  “No hacemos nada con bajar los precios y que las personas no se puedan conectar”, consideró.

Lo más importante —subrayó el Jefe de Estado— es que no nos hemos quedado detenidos, el país ha avanzado en este tipo de ofertas.

Durante el profundo intercambio se analizaron también algunos de los resultados en el comercio electrónico, donde el desempeño de plataformas de servicios digitales nacionales ha ido consolidándose cada vez más.

Ejemplo de ello lo constituyen las plataformas para pagos electrónicos Transfermóvil y En Zona, en las cuales radica la base que permitirá un desarrollo más rápido del comercio electrónico en el país. La primera de ellas alcanzó ya la cifra de medio millón de usuarios y registró en el 2019 unos 7,4 millones de operaciones; y la segunda, implementada en el pasado mes de julio, al finalizar el año tenía más de 21 mil usuarios y 97 mil operaciones.

Tampoco faltaron en el debate temas como la ciberseguridad; el avance de la televisión digital en el país; la consolidación de parques tecnológicos; el desarrollo de infraestructuras; la constante capacitación del capital humano; y la importancia de que la gestión de la innovación nazca desde las propias empresas, donde además se generen productos y soluciones competitivos. Las empresas del sector, se coincidió en señalar, están llamadas también a una transformación digital, de procesos y de modelos de negocios.

Sobre las acciones que desarrolla el Grupo Empresarial Correos de Cuba, se destacó la manera en que se buscaron alternativas, de conjunto con el Ministerio de Transporte y la Empresa de Ómnibus Nacionales, para transportar el correo postal, la prensa y la paquetería, a pesar de las afectaciones de combustible.

De igual manera, se hizo referencia al planteamiento realizado en el anterior balance del Ministerio de Comunicaciones, donde el presidente, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, esbozó la necesidad de que Correos de Cuba fuera a la par del desarrollo en el mundo, en cumplimiento de lo cual al concluir el 2019 se contabilizan un total de 112 oficinas de correos informatizadas, un número elevado de ellas ubicadas en zonas de difícil acceso y donde no llega la fibra óptica.

En el caso de los Joven Clubes de Computación y Electrónica (JCCE), se trabajó intensamente para aumentar la calidad de los servicios que allí se ofrecen, con espacios cada vez más ricos en contenidos históricos y que tributen a la formación cultural de los usuarios. Como un principio esencial se defendió la idea de que los JCCE se conviertan en la ventana de acceso de la población al gobierno y el comercio electrónicos, porque no todas las personas tienen los dispositivos para acceder desde sus casas y esa es la computadora que creó el Comandante en Jefe para la familia cubana.

El ministro de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo Di-Lella, dejó bien claras las estrategias del sector en este nuevo calendario, en el que los principales objetivos de trabajo están vinculados a temas como la defensa del ciberespacio; la habilitación del comercio electrónico; el fortalecimiento de la empresa estatal y la forma de gestión no estatal; y la ampliación de servicios públicos de telecomunicaciones.

Tenemos más posibilidades de aportar y debemos aprovechar mejor los recursos financieros de que disponemos para fomentar el desarrollo de la informatización de la sociedad cubana, reconoció, al tiempo que llamó la atención sobre la importancia de ver en los proyectos de desarrollo local una oportunidad para el crecimiento de los servicios.

Todavía son muchos los retos que el sector tiene por delante —precisó—-, por eso el propósito es seguir trabajando y hacerlo cada vez con más fuerzas, y así lograr que nuestras empresas sean empresas de conocimiento, que se dediquen a innovar. (https://www.presidencia.gob.cu) (Foto: Estudios Revolución)