Cuba se mantiene como garante de los acuerdos de paz

La Habana, 10 jul.- Cuba ha decidido mantener por el momento su condición de garante de la implementación de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno colombiano y las otrora FARC-EP, al tiempo que manifestó esperar que el Estado de aquel país reconozca la vigencia de los acuerdos suscritos con otros Estados —y con Cuba misma—; en particular, el Protocolo de Ruptura firmado al inicio del diálogo con el ELN.

La decisión fue dada a conocer a la prensa por el viceministro del Exterior de la Isla, Rogelio Sierra Díaz, en una declaración donde se recuerda también la contradicción planteada por el hecho de que el Gobierno colombiano haya reconocido, en varias ocasiones, de manera pública y privada, ese papel de garante de Cuba en el proceso de paz con el hoy partido FARC (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) y, sin embargo, desconozca acuerdos suscritos con la Isla, también en condición de garante, en el proceso de paz con el ELN.

Sierra también reiteró que, como se conoce, la delegación de paz del ELN en La Habana, reconocida por el Gobierno de Iván Duque durante los primeros cuatro meses de su mandato hasta que decidió romper los diálogos, a raíz del atentado contra la Escuela de Cadetes de la Policía de Bogotá, respondió a una solicitud expresa del Gobierno colombiano. «Esos individuos no viajaron a Cuba huyendo. Viajaron con las correspondientes autorizaciones del Estado colombiano», destacó.

Sin embargo, el pasado 4 de junio, la Cancillería cubana denunció las acciones de manipulación política que se estaban ejecutando acerca del papel de la Isla en el proceso para la paz en Colombia, y que facilitaron los pretextos para incluir a la Mayor de las Antillas en la espuria lista de Estados que supuestamente no cooperan de forma plena en los esfuerzos de Estados Unidos contra el terrorismo.

Días después, recordó Sierra, EE. UU., otra vez de forma «arbitraria, unilateral y sin fundamentos», incluyó a Cuba en un informe anual del Departamento de Estado sobre terrorismo internacional y calificó a nuestro país como «refugio seguro» para terroristas, por la presencia en Cuba de la delegación de paz del ELN.

El Gobierno de Colombia, además de romper el diálogo con el ELN, desconoció el Protocolo de Ruptura previamente acordado para estos casos y dictó órdenes de captura de Interpol contra los miembros de la delegación de paz del ELN que se encuentran en La Habana, así como formuló la solicitud de extradición de algunos de sus miembros, evoca también el mensaje.

En un comunicado del 5 de junio, la Cancillería de Colombia afirmó su agradecimiento y reconocimiento a Cuba por el papel desempeñado en la implementación del acuerdo de paz con la FARC y valoró el interés cubano en aportar al logro de la estabilidad y la seguridad en aquella nación, postura reiterada el 26 de junio por el Sr Emilio Archila, alto consejero presidencial para la Estabilización y la Consolidación, quien afirmó que su Gobierno «nunca, en ningún momento, ha cuestionado las bondades y el agradecimiento que tiene con Cuba en su función de garante de los acuerdos».

La conveniencia de la continuidad del papel de la Isla como garante de los procesos de paz en Colombia ha sido expresada en múltiples solicitudes formuladas al respecto en la propia Colombia, y desde la comunidad internacional, y recibidas por la Isla a partir de la Declaración de su Cancillería del 4 de junio.

Ante tal situación, mantiene por el momento la condición de garante.

En su mensaje de este jueves, la Cancillería de la Isla patentiza, además, que Cuba siempre ha actuado desde la condición de garante con imparcialidad, transparencia, discreción y a solicitud de las partes. «Todo con el propósito de ayudar al anhelo compartido de una paz integral en Colombia», puntualiza.