Cuba ratifica compromiso con el Caribe

La Habana, 12 mar.- El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, afirmó aquí que el compromiso de Cuba hacia el Caribe seguirá siendo una premisa permanente en el desarrollo de las relaciones con la región.

Tras la aprobación de la declaración final de la V Reunión Ministerial de la Comunidad del Caribe (CARICOM) y Cuba, Rodríguez afirmó que esos vínculos son irrenunciables para el Gobierno de esta isla e insistió en la importancia de la unidad para lograr enfrentar con éxito los actuales desafíos internacionales.

En ese sentido, recordó las palabras del fallecido líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, en la reunión especial de 1998, cuando se refirió a la unidad como la única y verdadera fuerza del Caribe para defenderse a nivel de región, así como la necesidad de extender esa unión a Centroamérica, Sudamérica, África y otras partes del mundo.

Asimismo, en nombre del presidente cubano, Raúl Castro, agradeció la participación de los cancilleres y altos funcionarios en lo que consideró una reunión productiva.

La Declaración Final del evento reafirmó la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz suscrita en La Habana en el 2014, dijo el Ministro de Relaciones Exteriores, quien saludó la entrega del II Protocolo de Acuerdo de Comercio y Cooperación Económica entre CARICOM y Cuba.

Previamente, los representantes de las naciones caribeñas reconocieron la importancia de mecanismos como CARICOM, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, el ALBA-TCP, la Asociación de Estados del Caribe y Petrocaribe, para el desarrollo económico y social de las naciones del área.

Con la adopción del texto final, acordaron trabajar arduamente para fortalecer la colaboración en materia de seguridad alimentaria, turismo sostenible, desarrollo agrícola, comercio y en el enfrentamiento al cambio climático, entre otros aspectos cruciales para esos países.

Los cancilleres y altos funcionarios ratificaron, además, la necesidad de ampliar la cooperación y el intercambio de experiencias en materia de gestión integral del riesgo de desastres en el Caribe.

También reiteraron su compromiso con la promoción energética regional, el avance del uso de fuentes de energía renovable, la protección y conservación del medio ambiente y el uso sostenible de los recursos naturales, en particular del mar Caribe.

Nuevamente, rechazaron el bloqueo impuesto a Cuba por el Gobierno de Estados Unidos, y conminaron al actual presidente Donald Trump a que use sus facultades ejecutivas para poner fin a esa guerra económica, comercial y financiera contra la mayor de las Antillas.

Por otra parte, expresaron su preocupación por las afectaciones sociales, económicas y en materia de empleo que provocan las deportaciones masivas de migrantes establecidos en países fuera de la región, al tiempo que abogaron porque los Estados receptores respeten los derechos de esas personas.

De igual modo, confirieron especial importancia a la solidaridad con Haití y plasmaron su total disposición a cooperar con su desarrollo, siempre con respeto a su soberanía e integridad territorial.

La VI Cumbre CARICOM-Cuba tendrá lugar en Antigua y Barbuda, el ocho 8 de diciembre del actual año, y coincidirá con el aniversario 45 del restablecimiento de relaciones de la mayor de las Antillas con Barbados, Guyana, Jamaica y Trinidad y Tobago. (PL y Granma) (Foto: Cubadebate)