Cuba proyecta empleos de calidad e incentivos salariales

La Habana, 7 ago.- La estrategia económica implementada por el país para enfrentar la crisis provocada por las consecuencias de la Covid-19 incluye dentro de sus prioridades la generación de empleos de calidad y la creación de incentivos al trabajo a través del salario.

Marta Elena Feitó Cabrera, ministra de Trabajo y Seguridad Social, durante su comparecencia este jueves en el programa informativo Mesa Redonda, explicó que son estos pilares del funcionamiento adecuado de la economía a los cuales el Gobierno está prestando especial atención.

La política de empleo del trabajo está inscrita como una de las 16 áreas clave concebidas en la estrategia por su transversalidad, que impacta a toda la economía y la sociedad en general, y porque ubica al recurso humano como centro, sin el cual es imposible materializar cualquier proyecto.

Se busca garantizar que los niveles de ingreso por el trabajo constituyan la fuente fundamental del trabajador y su familia, para lo que se precisa eliminar los límites administrativos en el sector empresarial y generalizar el pago por alto desempeño.

Asimismo, se necesita una mayor inserción de los jóvenes, lo que constituye hoy un objetivo estratégico a consolidar en la política de empleo, destacó.

Existe actualmente una dilación innecesaria de los procesos de contratación, que desde el punto de vista administrativo representan trabas, por lo que se debe cambiar la mentalidad de las personas que trabajan en esta función para que dure el menor tiempo posible, pues el país requiere de fuerza de trabajo, explicó.

Se concibe un programa para la generación de nuevos empleos, que responda a las necesidades de desarrollo del país en perspectiva estratégica para cada momento que atraviese y para ello se espera lograr una combinación entre intereses nacionales y locales.

Además, se prevé potenciar la producción nacional, la exportación de bienes y servicios, la sustitución de importaciones y los encadenamientos productivos, a la vez que se imbriquen los métodos administrativos con esquemas de incentivos económicos y desarrollo profesional.

El sector de trabajo por cuenta propia también sufrirá modificaciones, ya que, en un proceso gradual, se eliminará el listado de actividades que limita el nivel de inventiva de los cubanos y se sustituirá por labores de un perfil más amplio, en el que los interesados presenten sus propios proyectos.

Perfeccionar los trámites de la seguridad social, disminuir los términos de respuesta, perfeccionar las reglas de cálculo de pensiones y homologar el tratamiento a la maternidad de las trabajadoras en todos los sectores, son otras de las tareas que tiene el Ministerio.

En términos de informatización se llevarán al campo digital el registro de salarios y tiempo de servicios, y se extenderá el uso de la tarjeta magnética al agotarse a partir de agosto la chequera de la seguridad social.

Para este proceso gradual se implementa además la nómina electrónica y se continúa con la posibilidad de efectuar el cobro por terceros y el servicio de pago a domicilio, explicó la titular.

Feitó Cabrera resaltó que una de las fortalezas del organismo para enfrentar esta etapa de cambio es la asociación con la ciencia y la academia en función del desarrollo, pues se han realizado convenios con varias universidades que han devenido en soluciones exitosas. (ACN) (Foto: Tomada del perfil en Twitter de @PresidenciaCuba)