Cuba prioriza alimentación, exportación y ordenamiento monetario

La Habana, 27 nov.- Cuba afronta tres retos fundamentales, la producción de alimentos, el desarrollo de las exportaciones y el ordenamiento monetario y cambiario, afirmó el viceprimer ministro, Alejandro Gil.

 

Durante la celebración por el Día del Economista, Gil reiteró que la principal tarea en la actividad económica es contribuir con la Estrategia Económica y Social del país, la cual no excluye a ningún actor.

Gil resaltó que para su implementación se requiere liberar las fuerzas productivas, otorgar más autonomía al sector estatal, y encontrar sistemas similares de gestión con independencia del tipo de propiedad.

Es necesario, dijo, concentrar las fuerzas en la producción de alimentos, en la cual se aprecia una inflación injustificada y especulativa.

Para ello, hay que buscar soluciones, encadenamientos, desarrollo proyectos sociales y vínculos con la universidad.

Sobre el desarrollo de las exportaciones explicó la importancia de otorgar valor agregado a las exportaciones para crear riqueza.

La Tarea ordenamiento,señaló Gil, es fundamental para acabar con la dualidad monetaria y cambiaria y lleva reajustes de ingresos, subsidios y gratuidades indebidas; unido al reto de la creación de puestos de trabajo para que las personas tengan una vida digna, argumentó el viceprimer ministro.

El también ministro cubano de Economía y Planificación señaló la importancia de implementación de la Estrategia sin improvisar, pero resaltó la necesidad de acelerar la aplicación de las distintas medidas aprobadas.

Es fundamental implementar con innovación y dinamismo, y prepararse pare enfrentar los riesgos, aseveró.

Los trabajadores de las ciencias económicas tienen la responsabilidad de trasladar seguridad, confianza, y firmeza en la implementación de la estrategia, afirmó Gil.

En la actividad participaron, además, la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños, y la Contralora de la República, Gladys Bejarano.

Gil recordó que el país afronta una situación excepcional en la cual coinciden un bloqueo causante de pérdidas este año por valor de cinco mil millones de dólares y 130 medidas desde 2019 y marcado por una persecución para asfixiar a la economía cubana; unido al impacto de la Covid-19 que paralizó buena parte de la economía mundial.

La batalla económica es el sostén de la vida social del país, concluyó el funcionario. (Prensa Latina)