[:es]Continúa polémica en EE.UU. tras invitación de Trump a Putin[:]

[:es]

Washington, 20 jul.- El clima político estadounidense se mantiene hoy en ebullición tras la noticia de que el presidente Donald Trump pidió invitar a su par ruso, Vladimir Putin, a visitar esta capital en el otoño venidero.

 

Mientras políticos y medios de prensa continúan las críticas por el encuentro que Trump sostuvo con Putin el lunes en Helsinki, Finlandia, la Casa Blanca dio a conocer que las conversaciones al respecto ya están en marcha luego de que el asesor de seguridad nacional, John Bolton, extendiera la invitación.

Después de la cita en Europa, miembros de la oposición demócrata y diplomáticos han presionado para conocer detalles del diálogo privado entre los dos interlocutores, quienes solo estuvieron acompañados por sus respectivos traductores.

Hasta que sepamos lo que sucedió en esa reunión de dos horas en Helsinki, el presidente no debería tener más interacciones individuales con Putin en Estados Unidos, Rusia o cualquier otro lugar, manifestó sobre el posible próximo encuentro el líder de la minoría demócrata en el Senado, Charles Schumer.

La noticia de que Trump decidió invitar a su homólogo ruso a esta capital sorprendió al director de Inteligencia Nacional, Dan Coats, quien la conoció durante una conferencia de seguridad con sede en Aspen, Colorado.

‘Dilo de nuevo’, manifestó Coats cuando la periodista Andrea Mitchell, de la cadena NBC News, le comunicó el anuncio de la Casa Blanca mientras ambos estaban en un escenario del evento.

El titular manifestó que él habría desaconsejado la reunión privada de Trump y Putin en Helsinki, la cual preocupó a los funcionarios de seguridad norteamericanos, pero señaló que no fue consultado al respecto.

Como si sus recientes errores no fueran suficientes, el presidente ha añadido un insulto a la herida al instruir que se invite a Putin a la capital. Continúa defendiendo a Rusia, aparentemente más que el país que dirige, manifestó, a su vez, la congresista del partido azul Alma Adams.

Trump, cuya administración ha estado marcada por una pesquisa sobre la presunta interferencia electoral rusa en las elecciones de 2016 y una supuesta complicidad con su campaña, provocó condenas de demócratas y republicanos por pronunciamientos realizados el lunes.

Durante la reunión, entre otras declaraciones consideradas controvertidas por sectores estadounidenses, el jefe de la Casa Blanca pareció rechazar el criterio de la comunidad de inteligencia de su país y aceptar la afirmación de Putin de que Rusia no intervino en los comicios.

Aunque luego Trump dijo que en realidad quiso decir lo contrario, pero realizó un equivocado cambio de palabra, eso no aplacó la tormenta en torno a todo lo sucedido en Finlandia, y los legisladores demócratas llegaron a pedir que se cite a la intérprete del presidente para interrogarla sobre lo discutido ese día.

[:]