Concluye trabajo en comisiones de parlamentarios cubanos

La Habana, 21 dic.- Los diputados cubanos concluyeron los análisis en las diez comisiones de trabajo, previo al X período ordinario de sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP, Parlamento), que tendrá lugar hoy.

Durante la jornada de este miércoles, en el capitalino Palacio de Convenciones, el Tribunal Supremo Popular (TSP) y la Fiscalía General de la República (FGR) reconocieron que existen notables avances, pero queda mucho por hacer para satisfacer las expectativas de la población.

Rubén Remigio Ferro, presidente del TSP, explicó que el perfeccionamiento de los mencionados organismos no es algo de último momento, sino un largo proceso que comenzó en 2011.

Trascendió, igualmente, que un total de 80 proyectos inversionistas con participación extranjera están en negociaciones y existen posibilidades reales para su concreción durante 2018, según confirmó Deborah Rivas, representante del Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, al intervenir en la Comisión de Asuntos Económicos.

Entretanto, los miembros de la comisión permanente de Relaciones Internacionales del Parlamento analizaron la proyección del órgano legislativo hacia entidades homólogas en las distintas regiones del mundo.

Un informe presentado arrojó que, en la actual legislatura, la ANPP mantuvo vínculos con 146 parlamentos nacionales y siete instancias interparlamentarias regionales.

Mención particular hubo para los múltiples mensajes de apoyo recibidos por el país tras la desaparición física del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro (el 25 de noviembre de 2016).

Todo el sistema de instituciones representativas estatales que concluyó con la creación de los Órganos del Poder Popular en Cuba tuvo su génesis en una experiencia aplicada en 1974 en la provincia de Matanzas, en el occidente de la isla.

Poco tiempo después se generalizó a nivel nacional, cuando los días 10 y 17 de octubre de 1976, en primera y segunda vueltas electorales, fueron elegidos los delegados (concejales) a las nacientes asambleas municipales del Poder Popular (ayuntamientos).

Luego, con la constitución de la ANPP el 2 de diciembre de 1976, la elección del Consejo de Estado, su presidente y vicepresidentes, y la designación del Consejo de Ministros, se fortaleció la esencia democrática de la Revolución cubana.

De esta manera se pusieron en marcha formas más efectivas de participación en la vida pública, las cuales hicieron posible una intervención más directa de los ciudadanos en la dirección de los asuntos del Estado y de todas las actividades de la sociedad.

La ANPP, es, por tanto, el órgano supremo del poder del Estado, la cual representa y expresa la voluntad soberana de todo el pueblo. Es elegida por un término de cinco años. (Texto y foto: PL)