Complejo Recreativo Las Brisas satisface expectativas de veraneantes

Santa Cruz del Sur, 11 ago.- El sur con sus traviesos vientos eleva el oleaje marino en el balneario del poblado La Playa, de este territorio. Algunos vacacionistas disfrutan la agradable brisa desde las rústicas construcciones creadas para protegerse del sol y tomar descanso. Varios niños con los salvavidas puestos le sonríen a las saltarinas crestas espumosas.

Allí se encuentra el complejo recreativo Las Brisas, perteneciente a la empresa municipal de comercio y gastronomía. 21 trabajadores se dedican en esa unidad a cumplir las tareas establecidas para hacer palpable la eficacia laboral, cúspide de la hazaña cotidiana.

La recaudación diaria por las ventas ejecutadas por el colectivo debe acumular los cuatro mil pesos, sin embargo sobre pasa los 19 mil en esta etapa estival. “En el recién finalizado julio el plan previsto ascendía a los 118 mil 200 pesos, pero el real atesorado se fue por encima de los 290 mil 200, lográndose un 151% de sobrecumplimiento”, informó Julio Álvarez González, el administrador.

El joven Elier Somoza Estrada dio sus impresiones: “Por lo que he podido apreciar en este sitio al cliente se le atiende esmeradamente. Yo estoy super satisfecho. Hay dedicación”.

Parecía que las risas de las escolares Gelmi Fonseca Rivera y Dayana Calderón Alcuría  no iban a terminar nunca. Ellas viven en la comunidad La Cupertina y el poblado Haití, indistintamente.

“El mar está intranquilo pero sabroso”, dijo la pequeña Fonseca. La Calderón comentó: “Se nos ha incrementado el apetito con el baño. Hemos comprado varias cosas de comer en la cafetería. Están riquísimas”.

Magdalena Llorente Anaya, la secretaria general de la sección sindical aseveró que cada compañero de ese centro siente apego por su quehacer. “Este es un período de mucha afluencia de personas. Son trabajadores que vienen a deleitarse con su familia. Nuestro primer deber es atenderlos bien, así como escuchar sus sugerencias”.

Variedad de bocaditos, refrescos, licores se ofrecen en el rápido servicio gastronómico. Las comidas servidas al momento en el acogedor restaurante para 36 comensales, tienen aceptación y amplia demanda.

El frescor de la terraza invita a ingerir la cerveza dispensada mirando al mar. Eso beneficia de igual manera al caluroso agosto. Hasta el día siete se habían depositado más de 24 mil pesos, faltando para cerrar lo previsto en el mes, una cifra superior a los 34 mil.

“La responsabilidad de todos nosotros es mantener las ofertas, eso garantiza las ganancias económicas que el complejo recreativo Las Brisas entrega al estado”, significó Álvarez González.