Cierran reposiciones de obra sobre personalidades culturales cubanas

Matanzas, Cuba, 7 nov.- Las agrupaciones Teatro Coreográfico y Teatro de Las Estaciones concluyeron aquí las reposiciones del espectáculo Cuatro, que mezcla danza, música y literatura, y rinde tributo a fallecidas personalidades de la cultura cubana.

 

Como sede de las puestas en escena se escogió la sala Pepe Camejo de esta tricentenaria urbe, situada a 100 kilómetros al este de La Habana.

Esta producción se inspira en figuras emblemáticas como el bardo José Jacinto Milanés, la cantante Rita Montaner, el pianista y compositor Ernesto Lecuona, y Haydee Santamaría, fundadora y primera directora de la Casa de las Américas.

Milanés es asumido por Yadiel Durán, Montaner es interpretada por la actriz y dramaturga María Laura Germán, Lecuona es defendido por el actor Iván García, en tanto Haydee Santamaría aparece en la presencia de la bailarina Anis Estévez.

Rubén Darío Salazar, director de Las Estaciones, comentó a Prensa Latina que desde su estreno en enero pasado, el montaje ha cosechado un éxito de crítica y público, inesperado para un trabajo de laboratorio.

Con esta labor -dijo- el joven bailarín y coreógrafo Yadiel Durán obtuvo la Beca de creación Santa Camila de la Habana Vieja, de la filial de la Unión de Escritores y Artistas (Uneac) de Matanzas.

Se sumaron para hacer realidad el proyecto los talentos de Germán, en la dramaturgia; Johann Trujillo, diseño gráfico; Zenén Calero, diseño de vestuario, espacio escénico y luces, y Salazar en la dirección artística.

La banda sonora contiene obras de Lecuona, Jorge Anckerman, Eduardo Saborit, Miguel Matamoros, Carlos Puebla, Edesio Alejandro y de la agrupación rumbera Los muñequitos de Matanzas, entre otras piezas musicales.

Emplea textos de Germán y Salazar, responsable también del concepto espectacular, sobre testimonios de Lecuona y Haydee; fragmentos de Don Juan Tenorio, de José Zorrilla, y del poema El beso, de Milanés.

También versiones sobre los conocidos versos La fuga de la tórtola, de Milanés y de la pieza dramática Parece blanca, de Abelardo Estorino, mientras las aproximaciones visuales escénicas y gráficas van de la mano de Calero y Trujillo, respectivamente.

El espectáculo cuenta con el patrocinio de la filial matancera de Uneac, y del Laboratorio del Sol y la Luna de la agrupación titiritera Teatro de Las Estaciones. (PL)