Chile decidió por una nueva Constitución

Santiago de Chile, 26 oct.- Cientos de miles, quizás millones de chilenos, celebraron en grande la victoria del Apruebo en el plebiscito constituyente efectuado este domingo, que marca el fin de la Constitución impuesta por Augusto Pinochet.

Más del 78 % de los votos válidos a favor de una nueva ley fundamental para el país y 79,10 % para que el órgano que la redacte sea una Convención Constitucional, compuesta totalmente por delegados salidos de votación popular, son los resultados tras el escrutinio de más del 97 % de las mesas.

Aunque la consulta electoral cerró a las 20:00 hora local, desde las 18:00 comenzaron a congregarse cientos de personas en la Plaza Baquedano, bautizada como Plaza de la Dignidad por los manifestantes tras el estallido social del 18 de octubre de 2019.

Con el paso de las horas se convirtieron en decenas de miles que coparon totalmente la explanada, así como las avenidas que desembocan en ella, el puente Pio Nono y los amplios parques de los alrededores.

Portando banderas de Chile y del pueblo mapuche, así como las banderas blancas con la A roja del Apruebo, los miles de presentes entonaron “El pueblo unido jamás será vencido”, mientras fuegos artificiales y rayos laser iluminaban la plaza en medio del jolgorio.

Asimismo, en la fachada de la Torre de Telefónica, uno de los edificios más altos de la urbe, fue proyectada con luces la palabra RENACE y una estrella de ocho puntas, uno de los símbolos emblemáticos de la cultura mapuche.

Similares expresiones de júbilo se replicaron en otras plazas y parques de esta capital, donde previamente se habían congregado los representantes de los numerosos comandos que respaldaron las opciones Apruebo y Convención Constitucional en la campaña electoral con vistas al plebiscito efectuado este domingo.

En tanto, las principales avenidas de esta capital eran recorridas por caravanas de autos con familias completas haciendo sonar las bocinas y enarbolando banderas de Chile.

Pero el festejo en realidad comenzó temprano en la mañana, cuando miles de personas comenzaron a acudir a las mesas de votación para refrendar en las urnas, democráticamente, lo que millones expresaron en las calles durante meses tras el inicio en octubre de 2019 de un movimiento popular sin precedentes en el país.

El resultado del plebiscito, donde los partidarios del rechazo apenas lograron el 21,73 % de los votos, marca el fin de la Constitución actual, impuesta en dictadura y que a pesar de sufrir algunas reformas en los últimos 30 años, mantuvo hasta el presente los fundamentos del modelo neoliberal imperante, rechazado por la mayoría de la población.

Ahora se abre un prolongado proceso que deberá culminar en abril de 2021 una primera etapa de nominación y elección de los integrantes de la Convención Constitucional, quienes tendrán la responsabilidad de redactar la nueva Constitución, que deberán aprobar los chilenos en otro plebiscito, en 2022. (Texto y foto: PL)