Aplican en Centroamérica experiencia cubana sobre clima y salud

Santa Clara, 18 oct.- Prácticas cubanas sobre clima y salud se introducen en Panamá, Costa Rica, Honduras y Nicaragua, por los positivos resultados de su aplicación en Cuba, en correspondencia con el vínculo entre las variables climáticas y múltiples enfermedades.

A solicitud de las Organizaciones Mundial y Panamericana de la Salud se introducen en otras naciones experiencias del Instituto de Meteorología, en coordinación con el Ministerio de Salud Pública, declaró a la ACN Pablo Lázaro Ortiz Bultó, coordinador del grupo de trabajo de clima y salud.

Expertos nacionales desarrollaron un conjunto de metodologías para el tema del cambio climático e incluso modelos que se llevan a cabo desde la perspectiva de las variables climáticas y contribuyen a la toma de decisiones de salubridad ante enfermedades tanto crónicas como trasmisibles, agregó.

Significó que la labor se relaciona con la protección y prevención ante peligros climáticos que pueden causar emergencias sanitarias o aumentos de enfermedades como las arbovirosis, entre otros dengue y zika, verdaderas epidemias en el área.

Independientemente de la circulación de los virus, el Ministerio cubano de Salud Pública logra un control sobre esos males, impulsado por el esfuerzo que hace la dirección del país y el apoyo del grupo perteneciente al Centro del Clima, explicó.

Ortiz Bultó se refirió también a la alerta sobre situaciones provocadas por la lluvia, humedad, viento o temperatura contra padecimientos respiratorios como la influenza, que en buena medida ataca a niños y ancianos, y sobre las cuales se adoptan medidas preventivas, entre ellas la vacunación temprana.

También existen avisos sobre condiciones del clima que afectan a otros pacientes, entre los cuales figuran hipertensos y asmáticos, que no evitan los males pero disminuye su influencia, subrayó.