[:es]Alexis Alejandro Vargas Pérez: Soy un pionero campeón [:]

[:es]

Santa Cruz del Sur, 8 ene.-Algo apenado responde al periodista las primeras preguntas. Ríe juguetón, esconde cuanto puede el rostro tras un trozo de papel. Ya viste el uniforme escolar. La pañoleta de azul turquí le embellece la alegría infantil. Al llegar la maestra el alumno la besa varias veces. La educadora también da muestras de su inmenso cariño hacia él.

En el breve espacio del hogar donde vive Alexis Alejandro Vargas Pérez, una mesita exhibe el escudo nacional. En la hoja de una libreta dibujó  el pequeño  la bandera de la estrella solitaria.

Antes de comenzar el proceso docente educativo la progenitora del pionero Moncadista le entrega otros útiles escolares. La pedagoga y el educando de segundo grado de la escuela primaria José Martí de este territorio,  cantan al unísono el himno de combate. La solemnidad demostrada por ambos bastó para saber cuanto aman a Cuba.

La profe  le imparte los contenidos de Matemática, Lengua Española y el Mundo en que Vivimos de nueve de la mañana a doce del día. “Ella viene a darme las clases porque no puedo asistir todos los días al colegio como los demás niños. Yo tomo la prednisona, esa medicina me baja las defensas del cuerpo”, comentó el infante.

Su mamá Idelmis Pérez Manzo laboraba como auxiliar pedagógica en ese plantel, pero a los cinco años de edad el infante presentó una intoxicación. “Los antibióticos que le fueron suministrados en el transcurso del ingreso hospitalario en el centro de salud municipal no lo mejoraron”.

Fue remitido para el Pediátrico provincial. “Las fiebres altas era continuas”, señaló la fémina. Varios tipos de análisis se le hicieron durante tres meses sin embargo los resultados daban negativos. “Mi niño nació con anemia crónica; lo que ocurría me tenía muy preocupada”.

Al inflamársele un pie al paciente santacruceño, un médico reumatólogo camagüeyano a cargo del caso, le descubre la enfermedad: Artritis crónica juvenil polimétrica en actividad.

Se le hinchan  a menudo los pies, las rodillas y las manos, causándole mucho dolor. Tiene además sinovitis de cadera y de rodilla, asimismo  dos quistes  de Baker detrás de cada rodilla La dolencia le ha provocado pequeñitos derrames en el pulmón derecho, de igual manera daños al corazón”, señaló Idalmis.

Numerosos son los medicamentos de los cuales vive dependiente el carismático escolar. causándole una gastritis aguda. Sin embargo no se rinde.

Idania Ramos Moncada lleva cuatro décadas en el Ministerio de Educación. Nunca antes había experimentado este ejercicio de manera ambulante. “Es algo nuevo para mí, pero la esencia es la misma. Las clases deben motivar al niño, cumpliendo a la vez las funciones didácticas y los pasos metodológicos establecidos”, indicó.

La Licenciada en la Enseñanza Primaria en turnos de 45 minutos le imparte al discípulo los contenidos de las materias ya mencionadas. “Él tiene mucho interés, su deseo de aprender lo manifiesta cada día.

 Se ha reajustado el programa para trabajar en las cuestiones fundamentales, sobre todo de Lengua Española, e iniciar en mejores condiciones el segundo semestre,  de acuerdo como se comporte su salud”, puntualizó la Ramos.

Alexis Alejandro se mostró luego más desinhibido. Le manifestó al redactor su deseo de convertirse en científico. “Quiero descubrir la cura de algunas enfermedades. A lo mejor hasta puedo ponerme bien si invento alguna pastillita”, expresó sonriente.

Después afirmó optimista: “Ni la artritis ni nada impedirán que la maestra venga a darme clases. Soy un pionero “campeón”. Eso quiero que lo sepa Raúl Castro Ruz, el hermano de Fidel”.

[:]