[:es]Acciones insurrectas se ejecutaron en agosto de 1871 en territorio santacruceño[:]

[:es]

En 1871 el Mayor Ignacio Agramonte consideró oportuno designar a Miguel Betancourt Guerra, segundo jefe de comunicaciones en esta localidad, teniendo como colaborador al prefecto P. Zayas y los hermanos Sarduy, también al prefecto de San Pedro, Ángel Peláez.

Meses después al Coronel Eduardo Agramonte Piña, el jefe mambí de la región camagüeyana lo nombra el día 24 de agosto de ese propio año, jefe interino de la Brigada Sur.

Al siguiente calendario entre el 12 y el 19 del octavo mes el Comandante Henry Reeve (El Inglesito) al mando del segundo escuadrón de caballería, acampa en Santa Ana de Guaicanamar para proveer de municiones a sus hombres, entregándosele a cada uno 35 municiones.

En ese propio lugar el oficial de origen norteamericano recibe informaciones sobre la situación militar en Santa Cruz del Sur, autorizando a los hermanos Perdomo y otros más a establecer tenerías en la zona.

Poco tiempo después el joven Alférez Arango hizo entrega a Reeve de algunos recursos producidos en los talleres creados en el entorno, como fustes, tendidos de soga y una arroba de sal.

Satisfacción sintió El Inglesito al recibir en su campamento de Santa Ana de Guaicanamar a los Capitanes Diego y López, acompañados de cinco insurrectos.[:]