Estornudo, relación con la gripe

Estornudo, relación con la gripeSi bien en el año 400 antes de nuestra era, el estornudo de un soldado en Grecia fue considerado como una señal favorable de los dioses, en estos tiempos cuando distintas cepas de la gripe afectan a muchas personas, ese reflejo del organismo puede constituir un alerta para que tomemos las necesarias medidas.
 
Remitiéndonos nuevamente a la antigüedad, entre los paganos de Flandes un estornudo significaba un presagio y no estaban equivocados, porque cuando el organismo humano  tiene esa reacción es para eliminar o expulsar polvo o cualquier otro irritante dentro de la nariz.
 
De hecho, el estornudo constituye un mecanismo de defensa del aparato respiratorio que puede aparecer cuando está presente una gripe, la cual se confunde a veces con el resfriado común, aunque sus síntomas son más fuertes.
  
Vale recordar lo necesario que resulta taparse la boca y nariz con el ángulo del codo cuando emitimos un estornudo, que representa un acto reflejo convulsivo de expulsión de aire desde los pulmones .
  
Cuando hay una gripe, se lanzan a la atmósfera numerosas partículas del virus que la motivó y las personas que están cerca son posibles contrayentes de la virosis, de ahí que se insista en lo imprescindible que resulta taparse la nariz y la boca.
  
Claro que las manos también deben ser lavadas con frecuencia, porque en ellas quedan restos aunque sean imperceptibles de esa virosis.
  
Los cubanos somos por lo general, individuos que nos gusta manifestar nuestro afecto mediante un beso, un abrazo o un estrechón de manos, pero cuando el mundo está alerta ante tantos contagios por diversas epidemias, también debemos ser precavidos y saludar normalmente, sin dejar de mostrar el aprecio verbalmente.
 
La Isla entró en los meses en que se propagan con más facilidad las virosis, ya que según los entendidos en el tema desde esta época y hasta abril proliferan más ese tipo de enfermedades, sobre todo por las lluvias y la humedad.
 
Si usted o quienes le rodean presentan alguna sintomatología, que como decían los paganos en la antigüedad constituya un presagio, no se quede en casa o ande por su trabajo, su escuela o sitios públicos propagando su dolencia, acuda al médico, quien determinará la causa de su malestar y evitará que se propague.(Por María Elena Balán Saínz/ Servicio Especial de la AIN)