Proyectos cubanos y externos en la Sierra del Rosario

La Habana, 13 feb .- Cerca de 20 proyectos nacionales e internacionales han sido puestos en práctica en la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario (RBSR), en la occidental provincia cubana de Artemisa, desde la declaración de sus áreas por la UNESCO en 1985, se informó en esta capital.

El primero de ellos consistió en el fomento de los huertos caseros para la conservación in situ de los recursos fitogenéticos en los sistemas de la agricultura tradicional, que ha contribuido a la seguridad alimentaria de los habitantes de la comunidad y a preservar sus valores.

Fidel Hernández Figueroa, director de la RBSR, dijo también a la AIN que se han aplicado iniciativas ramales y del país sobre diversidad biológica, conservación, monitoreo y uso sustentable, así como tratamiento regenerativos de semillas forestales.

Mencionó la evaluación ecológica de grupos de aves, prevención, control y manejo de especies exóticas invasoras, protección del medio ambiente, turismo, implantación de un sistema de información geográfica y otros con resultados satisfactorios.

Desde el punto de vista internacional, citó el caso del intercambio de semillas y flujo genético en los trópicos húmedos entre Cuba, México y Perú, la contribución comunitaria al rescate y conservación de materiales de origen vegetal, y el de desarrollo local.

El Programa el Hombre y la Biosfera, de la UNESCO, otorgó el 15 de abril de 1985 la condición de Reserva de la Biosfera a la Sierra del Rosario, ubicada en la parte más oriental de la Cordillera de Guaniguanico en una extensión territorial de 250 kilómetros cuadrados.

Sin embargo, en el momento de su declaración compartía sus zonas con las provincias de Pinar del Río y La Habana hasta la introducción, en 2010, de la nueva división político-administrativa cuando pasó a formar parte de Artemisa.(AIN)