Campesinos santiagueros por la reconversión de cafetales

Santiago de Cuba, 31 ene. -El movimiento extensionista, la siembra en terrazas y un rústico sistema de riego, son las principales armas del campesino Tanjó Sanfier en la recuperación cafetalera de su finca del municipio de Segundo Frente, en la  provincia de Santiago de Cuba.

Este productor es el presidente de la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Francisco Torres, de Mayarí Arriba, con iniciativas y resultados en las plantaciones cafetaleras que se generalizan en la región y se conocen como Proyecto Finca Tanjó.
   
Las primeras atenciones culturales permitieron recuperar el 71 por ciento de las áreas cafetaleras de la CCS, amparadas por el microclima de esas montañas óptimo para el cultivo del grano.
   
Sanfier dijo a la AIN que el agua para el riego la trasladó desde tres kilómetros por gravedad mediante tuberías y otros aditamentos, abriendo paso entre una tupida vegetación, lo cual le dejó aprovechar áreas cercanas a la irrigación donde ahora crecen árboles frutales, flores, cultivos varios y  plantas medicinales.
   
Refirió, además, que en estos lugares hay que apoderarse de lo que la naturaleza y la tierra ofrecen y hacia ese concepto se dirigen los pensamientos y acciones de los caficultores de su CCS.
   
Carlos Mojena, especialista en café de la zona de Mayarí Arriba, destacó el renacer de las plantaciones en charrasco, específico para ecosistemas altos sobre el nivel del mar y de suelos esqueléticos con el afán, también, del cuidado de la naturaleza, su flora y fauna.
   
Restos de cosechas, humus de lombriz y compost, son los fertilizantes  agroecológicos utilizados en la renovación de los campos que producen alimentos y ganado para el municipio de Santiago de Cuba y el autoabastecimiento.
   
La fuerza calificada, notoria en las montañas, con la aplicación de la ciencia y la técnica, asume hasta el 2020 la rehabilitación y desarrollo de este rubro económico en la provincia, destacó  Manuel Baute, director de la Empresa Cafetalera en Segundo Frente.
    
Por lo pronto, el Proyecto Tanjó se emplea en las estructuras productivas del Consejo Popular Tumba 7, en Los Jagüeyes y en otras regiones de la Sierra Cristal.
 
Con sus 43 años, Sanfier sostiene su finca escuela, donde además realizan prácticas alumnos de la Enseñanza Técnico Profesional de diferentes macizos cafetaleros.(AIN)