Conjunto artístico del Ejército ruso brilla en Cuba

Conjunto artístico del Ejército ruso brilla en CubaLa Habana, 6 dic. -El Conjunto Académico de Canto y Danza Alexandrov, del Ejército de Rusia, brindará hoy en Cuba una muestra de la espectacularidad que caracteriza a las academias de baile y música de ese país europeo.

La agrupación artística, considerada la más importante de las Fuerzas Armadas rusas, interpretará el Teatro Nacional, un atractivo repertorio de danzas folclóricas y canciones corales tradicionales.

El Conjunto integrado por orquesta de instrumentos típicos rusos, coro y grupo de danza, ofreció la víspera una presentación especial para las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y miembros del Buró Político cubano.

Los danzantes impresionaron por sus habilidades para realizar saltos y giros de diferentes tipos con aparente facilidad.

En la estremecedora Danza de los jinetes cosacos, las mujeres ejecutaron exactamente los mismos pasos que los hombres, con idéntico nivel de virtuosismo y durante la pieza Es la hora de ponernos en camino intercalaron una brillante escena de tap.

Los solistas Boris Diákov, Vadim Anániev, Ivan Stólyar, Grigory Osipov, Vladislav Golikov y Valery Gavva, deleitaron al público por la versatilidad de sus voces, potentes y coloridas.

Durante Barynya marinera, los bailarines hicieron derroche de gracia, energía y pasos como horcajadas y casioles, que integran el alfabeto del ballet clásico, tan bien cultivado en la nación europea desde el siglo XIX.

El solista Konstantine Ignatiev entregó un espectáculo delicioso con la balalaika (instrumento musical ruso de cuerdas) en el cual desplegó cualidades de artista dramático y sobrada agilidad técnica.

Para mayor variedad, los artistas interpretaron dos escenas paradigmáticas de las óperas Turandot; de Giacomo Puccini, Carmen; de George Bizet y una canción popular de la revolución mexicana en idioma español.

Algunas de las piezas en programa ya habían sido un éxito en Cuba durante la presentación de esta misma agrupación en el año 1961, en el Teatro Chaplin, de La Habana.

Al grupo de danza no le faltó nada, exhibió elegancia, hermosas líneas de piernas, fouettes dobles, giros numerosísimos a gran velocidad, saltos impresionantes, elasticidad y fuerza expresiva.

Las FAR entregaron al Conjunto una réplica del machete del Lugarteniente General del Ejército Libertador cubano Antonio Maceo, ejemplo de intransigencia revolucionario.

Como colofón del espectáculo, el coro y la orquesta interpretaron la Marcha del 26 de julio, tema simbólico en el país caribeño, compuesto por un luchador en la década de 1950 a fin de animar a sus compañeros presos tras una acción militar crucial para la instauración de la lucha por la Revolución.

En esta gala estuvieron presentes el ministro de las FAR, General de Cuerpo de Ejército, Leopoldo Cintra Frías, el viceministro primero de las FAR, Álvaro López Miera, Jefe del Estado Mayor General, y el embajador de Rusia en Cuba, Mijaíl Kaminin.(PL)