Presidente de Francia inicia visita sorpresiva a Iraq

Presidente de Francia inicia visita sorpresiva a Iraq París, 12 sep .-El presidente de Francia, François Hollande, inició hoy una visita sorpresiva a Iraq donde se entrevistará con el recién nombrado gobierno y precisará las modales de una intervención militar contra el denominado Estado Islámico (EI).

El mandatario galo viajó acompañado por los ministros de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, y de la Defensa, Jean-Yves Le Drian.

Hollande se reunirá con su homólogo Fouad Massoum y el primer ministro Haidar al-Abadi, para planificar la agenda de una conferencia internacional sobre la situación en ese país árabe, prevista para celebrarse en París el lunes venidero.

Según fuentes cercanas a la presidencia francesa, el encuentro en esta capital tendrá como objetivos la reafirmación del apoyo al nuevo gobierno de Bagdad, coordinar la lucha contra el EI y buscar un compromiso para la reconstrucción de Iraq.

Francia envió desde agosto armas, municiones y otros equipos para contener el avance hacia la capital de los grupos extremistas, pero aún no ha definido si comprometerá efectivos en el terreno de las acciones.

Le Drian dijo a principios de semana que una decisión al respecto se tomará "en su momento".

El titular galo de la Defensa argumentó que el EI dispone de poderosos medios bélicos y constituye una amenaza para la seguridad colectiva.

Más tarde, Laurent Fabius aseguró que las fuerzas armadas francesas pueden formar parte de una acción militar aérea en Iraq junto a otras potencias occidentales.

Recientemente el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, amenazó con golpear al Estado Islámico en territorio de Siria, lo que fue rechazado categóricamente por el gobierno de Rusia.

Sin la autorización de la Organización de las Naciones Unidas, una operación de esta naturaleza constituiría una grave violación del derecho internacional, dijo un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores ruso.

Luego de su visita a Bagdad, Hollande se dirigirá hacia la región del Kurdistán, donde conversará con las autoridades locales y entregará un cargamento de ayuda para la población desplazada por los enfrentamientos.

El involucramiento de Francia en operaciones militares en esa nación contrastaría con la posición asumida en 2003 por el gobierno del entonces presidente Jacques Chirac, quien se opuso a la participación de París en la invasión de Estados Unidos y sus aliados contra Iraq.

De acuerdo con los especialistas, en esa intervención norteamericana contra el entonces presidente Sadam Husein radica la causa principal de la inestabilidad política y social que sufre esa población en la actualidad. (PL)