Destacan labor de estación santiaguera de anillamiento de aves

Santiago de Cuba, 27 ago .- En el taller cultural y de medio ambiente que realizan expertos del Corredor Biológico del Caribe, por estos días en Santiago de Cuba, destacaron la importancia de la Estación de Anillamiento Johan Cristoph, adscripta al Centro Oriental de Ecosistemas y Biodiversidad.

Los especialistas de Cuba y Haití que participan en este encuentro admiraron todo el proceso que cada mes ocurre en la estación, ubicada en la reserva de la biosfera Baconao, del poblado de Siboney, única de su tipo que opera permanentemente en el país.

Esta vez a más de 150 especies de aves les fueron colocados los anillos con diferentes números y colores que permiten el mayor control y estudio de ellas.

Entre las especies que predominan en la zona sur de esta provincia, por las condiciones climáticas y la posición geográfica, están las Bijiritas migratorias, Carpinteros verdes, Bobitos grandes y chicos y Tomeguines de tierra.

El doctor Freddy Rodríguez, director de la estación, explicó que los aportes del anillamiento para la protección de la fauna son muchos, pues permite describir mejor las rutas migratorias de las aves, el plumaje, determinar de dónde vienen, cuánto tiempo viven, así como el peso y tamaño de las especies.

En Santiago de Cuba los resultados obtenidos a través del uso de esta técnica han posibilitado el enriquecimiento de la biodiversidad y, por ende, del ecosistema natural en estrecha relación con el hombre, dijo Rodríguez.

Los participantes en el taller conocieron, además, sobre los fundamentos de esta acción conservadora de las aves y su entorno, la metodología de trabajo que se emplea, los principales resultados y el valor de este proceso para diseñar maniobras de conservación medioambiental en Haití. (AIN)