Santacruceños se incorporan a proyectos para preservar tortugas marinas

Santacruceños se incorporan a proyectos para preservar tortugas marinas Un proyecto para contribuir a la preservación de las especies de tortugas marinas tiene una fuerte anidación en el Parque Nacional Jardines de la Reina, con una superficie de más de 217 mil hectáreas.

Al plan se incorporan niños, jóvenes y la población en general, en el municipio de Santa Cruz del Sur, a unos 660 kilómetros al este de La Habana, auspiciado por la Empresa de Flora y Fauna.

Ese Parque Nacional es uno de los sitios de anidación más importantes de las tortugas marinas en Cuba, afirmó a Prensa Latina la joven técnica Amarilis Blanco, quien explicó que se implementa un proyecto de protección de tales especies.

Añadió que poseen también iniciativas en el manejo de la conservación del cocodrilo, la jutía, la iguana y el manatí, al igual que del ecosistema manglar, entre otras.

Consideró que el Parque Nacional Jardines de la Reina, el cual abarca las provincias de Camagüey, Ciego de Ávila y Sancti Spíritus, es una de las áreas más importantes dentro de las seis existentes en el país de anidación de especies marinas en sentido general.

Especificó que en esa zona la especie de mayor manifestación es el Carey, según monitoreos efectuados mensualmente por expertos de la Empresa Nacional de Flora.

Las especies claves del ecosistema marino, opinó la técnica en conservación, es un indicador importante de la buena salud, afectado tanto por la invasión de los seres humanos como por los cambios climáticos y eventos naturales.

Blanco enfatizó en la importancia de girar todos los esfuerzos en la protección y conservación de todas las especies, ya que, apuntó, salvaguardando el ecosistema estamos cuidando el planeta.

En la zona existe una significativa presencia del quelonio, principalmente Caguama, Carey, Tortuga y Tinglado, abundantes en esa región pesquera.

En tanto Yanet Forneiro, especialista de la Empresa Nacional de Flora y Fauna, consideró que en los esfuerzos por evitar la extinción de esas especies Cuba desarrolla en ocho regiones pesqueras del país el Festival Ambiental por la Conservación de las Tortugas Marinas, que transcurre en junio de cada año.

Recordó la investigadora que la iniciativa se inició en La Coloma, Pinar del Río y Cocodrilo, en la Isla de la Juventud, como parte de una campaña nacional motivada por las amenazas que tienen esas especies, consideradas en peligro de extinción en el mundo.

Se busca, precisó la también coordinadora del Programa Nacional de Conservación de Tortugas Marinas, incentivar en las comunidades pesqueras cubanas una mayor conciencia por el cuidado de esas especies.

Destacó asimismo la labor que se realiza en Santa Cruz del Sur, donde están surgiendo acciones, especialmente en niños y adolescentes, para promover la protección de las tortugas marinas, entre las que resaltan la verde, laúd, caguama, carey, lora y golfina.

Expresó que en la plataforma cubana hasta enero de 2008 se pescaban de forma controlada cinco de las ocho especies de tortugas conocidas en el mundo, aunque persiste la captura ilícita, no obstante decretarse la veda total del reptil para asegurar su desarrollo natural.

Reveló que la campaña pretende comunicar a las personas la importancia de proteger esas especies, las cuales según los investigadores tardan de 30 a 40 años en alcanzar la adultez.

Cuba contribuye con diversos programas, dijo, a la recuperación de los también conocidos quelonios, entre ellas la aprobación de la resolución 009 del Ministerio de la Industria Pesquera (MIP), que derogó por tiempo indefinido el permiso de captura controlada.

Los monitoreos demuestran que también el cambio climático influye en la extinción de una cantidad alarmante de especies, entre las que sobresalen las migratorias, las cuales enfrentan una situación crítica debido al calentamiento global.(PL)

Lázaro D. Najarro Pujol/Corresponsal de Prensa Latina en la provincia cubana de Camaguey.