Construyen nuevo servicentro en Santa Cruz del Sur

Avanza primera etapa de nuevo Servicentro santacruceño. Foto: INTERNETCon empuje productivo 17 hombres de la Unidad Empresarial de Base número Uno (UEB) perteneciente al MICONS (Ministerio de la Construcción), tienen el compromiso de acometer lo pactado: finalizar en la primera quincena del mes venidero, la primera etapa de un moderno Servicentro, en Santa Cruz del Sur, localidad sede del acto provincial por el 26 de Julio.

Imágenes en Facebook

Impregnados del entusiasmo que propiamente genera la efeméride, cada uno de estos integrantes del Contingente Ignacio Agramonte, se exige que la calidad sea el sello básico al terminar cada tarea.

Muchos son los ejemplos como el de Emilio Rodríguez Vega, quien a pesar de haberse retirado, luego de haber dedicado cuatro décadas de su vida a la entidad, “me pidieron volver y aquí estoy, directo en el combate laboral. Aunque ya se había incorporado como obrero agrícola a la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) 9 de Noviembre, el deber exhortaba a este Vanguardia Nacional, estar otra vez entre los constructores, “porque soy carpintero, aunque sé hacer de todo”.

A pesar de haberse presentado algunas dificultades, sobre todo, en el abastecimiento del cemento, se han establecido estrategias entre el MINCONS y la empresa inversionista CIMEX, para lograr hacer realidad lo pactado, según lo informado por Liyuán López Carmenates, inversionista a pie de obra.

La edificación civil va tomando presencia. En el interior del inmueble se termina de colocar la carpintería de aluminio, va realizándose el enchape, el avance es palpable en los pisos, el repello de paredes, mientras otras faenas están concentradas en el sistema eléctrico y las instalaciones hidrosanitarias.

Hay confianza en este colectivo, sobre todo en esa juventud que se crece a la sombra de los de mayor experiencia. “Por eso estoy aquí para aportarle los conocimientos a todos estos muchachos. Como soy el más veterano de este colectivo debo ser ejemplo… todavía estoy fuerte periodista”, señala Rodríguez Vega, quien lleva una gorra, donde el color azul ha perdido colorido tal vez en esas intensas jornadas, sin embargo la enseña nacional bordada en la parte superior de la pieza, mantiene la vitalidad inmortal conducida por el vocablo Cuba

Rafael Amayuela Mantilla, es un bisoño albañil B en la ECOING 15 (Empresa Constructora de Obras Ingenieras), donde sólo lleva un mes y medio, pues realizaba este quehacer en la esfera de mantenimiento en el Ministerio del Interior (Minint) en Camagüey.

“Fue mi escuela, donde aprendí incluso a ser un buen enchapador. Aquí todos nos llevamos de maravillas, nos apoyamos mutuamente, ya que el objetivo final es concluir bien”.

Al egresar del Politécnico Armando Mestre, Sergio Eduardo Torres Revolta, trae frescos sus conocimientos teóricos como técnico medio en Hidrología. “Ahora la práctica es muy importante… cara a cara ante este oficio donde los hombres nos crecemos. Ahora asumo como ayudante de albañil… aprender otras cosas nunca está demás”.

Alfredo Tamayo Medina, no exhibe las canas por gusto, en cada una de ellas hay toda una historia guardada, enriquecida en cada minuto de albañilería dedicado a garantizarle rendimientos a la Revolución. “No estoy cansado, ni agotado, pero hay que reconocer algo: la fortaleza de la juventud, donde esté, es lo mejor de nuestro país”.

Durante los matutinos se evalúa entre directivos y obreros el cumplimiento de la norma del día anterior y lo previsto a realizar en la jornada a iniciar, así como se eligen los mejores trabajadores.

Ariel Pérez López, Jefe de Producción en el Contingente Ignacio Agramonte, acotó como la eficiencia es el arma sin la cual no pueden marchar. “Luego de cada fundición tomamos una muestra representativa por 25 metros de hormigón y se envía a Camagüey para su posterior ensayo”.

“En los exteriores, dijo, progresa la colocación de acero y la pavimentación, además el operador de un buldózer ejecuta el movimiento de tierra alrededor del área donde van situados los tanques donde se acumulará el combustible”.

El valor total del Servicentro santacruceño es equivalente al millón 300 mil pesos, en Moneda Nacional y Divisa. Allí vuelve a ponerse de manifiesto la moral proletaria de los hombres y mujeres seguidores de la inquebrantable vergüenza del Mayor Agramonte, quienes arribarán al día de la Rebeldía Nacional enarbolando la victoria productiva, ya juramentada. (Por: Raúl Reyes Rodríguez/Colaborador de Radio Santa Cruz)