Playa Santa Lucía en Camagüey por consolidarse como importante destino turístico cubano

Playa Santa Lucía en Camagüey por consolidarse como importante destino turístico cubanoCustodiada por la segunda barrera coralina del mundo –después de la gran barrera australiana-, el balneario Santa Lucía, en Camagüey, posee desde Punta de Ganado hasta La Boca casi 20 kilómetros de playas. Allí, convergen las blancas y finas arenas con otros atributos naturales fascinantes para los bañistas gustosos de la fauna y flora marina, cuyas visitas reiteradas a las instalaciones hoteleras convierten al polo turístico en el de mayor afluencia de extranjeros repitentes.

Aún con el anunciado boom hotelero de la cayería norte desde Cayo Cruz-Romano hasta Sabinal, las perspectivas del principal conjunto de playas camagüeyanas son fortalecer los servicios actuales y crecer en capacidad hotelera de mil cien a 17 mil 550 habitaciones con inversiones a corto, mediano y largo plazos.

Sin embargo, la imagen exterior de Santa Lucía la enseñorea ahora el desorden sobre la duna y la desidia frente a las indisciplinas sociales crecientes y violatorias de leyes que opacan la calidad del servicio que se presta -hoteles adentro- a clientes foráneos y nacionales.

“El futuro turístico de Santa Lucía, se verá muy beneficiado con el despegue que ya va teniendo la Cayería Norte de la provincia, pero antes precisa del ordenamiento y aprovechamiento de los espacios disponibles para lograr un turismo con éxito”, auguró Víctor Veloso Pimienta, delegado del Ministerio del Turismo en Camagüey.

“El desarrollo físico de Santa Lucía se ha retardado –explica el entrevistado. Tenemos solo un 18% en competencia desigual con lo que ocurre hoy en Cayo Coco, Cayo Guillermo, Cayo Santa María y Holguín, pero a corto plazo vamos a ejecutar el Hotel Mediclub, de alto estándar -Cinco Estrella- en la antigua Clínica Internacional e iniciar inversiones en el sector Serena (zona residencial Tararaco) con hoteles de mil 500 y 800 habitaciones, unas tres mil nuevas capacidades dentro del próximo lustro”.

“En La Boca se proyecta para el año venidero un delfinario, y en el 2016 la iniciación de la Base Náutica, un centro de buceo donde se ejecuta hoy el Show de Tiburones, y está previsto un hotel Cinco Estrella también allí. En tanto, en Punta de Ganado se levantará una nueva Base de Campismo para los bañistas que gustan de esta modalidad vacacional”.

“Sobre la demolida otrora Base Marlín –agrega Veloso-, irá el nuevo Hotel Barceló de mil 500 habitaciones y cerca de esa parcela uno de dos campos de golf que se prevén; el otro se construirá a la entrada de la Playa, donde hoy funciona la lavandería que se trasladará para Palma de Lucía, al igual que el centro de elaboración y los almacenes de EMPRESTUR y TRANSTUR.

Es obvio que la perspectiva del balneario de Santa Lucía reclama a gritos una integración sostenible para sanear espacios abiertos, sobre todo las aguas y las blanquísimas dunas, que hoy no se muestran tan tentativas como antes. Es ese un rescate urgente que permitirá junto con el renacer de la Cayería Norte, la apertura al mundo de la verdeazul llanura como uno de los principales destinos turístico de Cuba.

Por Rolando Sarmiento Ricart/ Colaborador de Radio Cadena Agramonte. (Fotos: Leandro Pérez Pérez)