Cubano Juan Carlos Tabío dice adiós al Cine

Cubano Juan Carlos Tabío dice adiós al CineLa Habana, 26 mar.- El director cubano Juan Carlos Tabío descartó su eventual retorno al cine, pues prefiere dedicarse a placeres más mundanos como leer, dormir la siesta o, sencillamente, vivir.

Poco después de recibir el Premio Nacional de Cine, rodeado por muchos y buenos amigos, Tabío aseguró a Prensa Latina que ya ese tiempo pasó, y a menos que exista otra vida, no hará más cine.

Realizador de filmes imprescindibles como “Dolly Back”, “Se permuta” y “Plaff”, el cineasta prefiere quedar como referente para futuras generaciones, gracias a películas que no se ponen viejas.

De hecho, esa capacidad suya para lograr que el espectador logre reconocerse en sus filmes siempre le garantizó el éxito de taquilla y crítica, aunque él prefiera restarse méritos.

"Al final, el espectador es quién nos dice, y el cineasta quien recoge las señales que están en el ambiente, para de alguna manera sintetizarlas y devolverlas", afirmó Tabío.

Agregó que las historias y las situaciones salen de la realidad, y no a la inversa, pues comparó al artista como una pared donde rebota esa pelota de cosas que colorean la vida.

Quizás por eso siempre disfrutó mucho su trabajo, como dejó claro el escritor y guionista Arturo Arango, al decir que para Tabío, "si la creación no es divertida, no tiene sentido".

Arango -autor del cuento “Lista de espera”, que luego filmó Tabío- calificó al recién premiado como un magnífico contador de historias, consciente de la realidad que late más allá del balcón de su casa.

El palmarés de Tabío incluye otros filmes como “El elefante y la bicicleta” (1994), “Aunque estés lejos” (2003) y “El dulce amargo de la desesperación” (2010), además de codirigir con Tomás Gutiérrez Alea el clásico “Fresa y chocolate” (1993) y “Guantanamera” (1995).

Por su vasta trayectoria, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos le entregó el Premio Nacional de Cine 2014, concedido unánimemente por delante de una docena de candidatos. (Texto y foto: PL)