Cooperativa “Sagebien” para salvar la ciudad irrepetible

Cooperativa “Sagebien” para salvar la ciudad irrepetibleInspirada en la obra de un arquitecto francés que en el siglo XIX legó a la ciudad de Matanzas varios inmuebles icónicos de bello porte neoclásico, la Cooperativa no agropecuaria de Construcción “Sagebien” se enfrenta al reto de rescatar el patrimonio de la llamada Atenas de Cuba, para bien de quienes la habitan.

Servicios como levantamientos topográficos, dictámenes técnicos, y defectación de edificaciones, se incluyen en el objeto social de la entidad, cuyos miembros aspiran también a asumir la elaboración de proyectos para acometer intervenciones en el centro histórico de la urbe de ríos y puentes, Monumento Nacional, debido a su acentuado deterioro.

Carlos Alonso, Carlos Alberto Ripoll, Frank Bergado y Andrés Morales, presididos por la arquitecta Mayra Arencibia, integran la cooperativa constituida en octubre último a 320 años de la fundación de la localidad de San Carlos y San Severino de Matanzas.

Según afirma Arencibia, un componente fundamental para lograr su propósito lo constituye concientizar a personas naturales y jurídicas sobre la significación de las construcciones que ocupan en el espacio urbano, e incentivarlos a acometer acciones para protegerlas.

Entre otras iniciativas, pretenden ofrecer cursos a jóvenes egresados de escuelas de oficios en la provincia yumurina, para capacitarlos en albañilería, carpintería, pailería y yesería, con el objetivo de incorporar mano de obra especializada.

Este empeño se sustenta en que los trabajos de restauración solo pueden ser realizados por personal con aptitud y conocimientos necesarios para ello, pues no se trata solo de ganar dinero, sino también de salvar los valores más notables de nuestro entorno patrimonial, afirma Mayra.

La arquitecta reconoce que una de las aspiraciones de su equipo es remozar la antigua casona donde residió Jules Sagebien, ubicada en el número 79 de la céntrica calle de Contreras, para establecer allí su sede permanente como tributo al creador de edificios administrativos, hospitales, puentes y otras importantes obras.

Entre los principales proyectos que asumirá la asociación sobresalen el dirigido a restaurar la casa social de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) en el territorio, además de los trabajos para rescatar un área de la actual ronera Cárdenas, ubicada en la ciudad homónima y heredera de la emblemática fábrica fundada en 1828 por el vasco José Arechabala.

Como genuina forma de empleo no estatal, la Cooperativa de Construcción “Sagebien” representa una alternativa válida para salvar esta ciudad irrepetible, situada a unos 100 kilómetros al este de La Habana, y devolverle su antiguo esplendor alabado por generaciones de artistas, sabios, y viajeros. (Por Roberto Jesús Hernández, AIN)