Porcicultores villaclareños sustituyen importaciones

Santa Clara, 22 ago. -El frijol caupi, moringa y otras especies forrajeras, junto a la fabricación de yogurt con restos de cosechas de viandas, asegura parte de la alimentación de los cerdos en Placetas, lo cual abarata los costos de esa labor.

José Luis Alonso, funcionario de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), en ese territorio, explicó a la AIN que los porcicultores del municipio, uno de los de mayor producción de este ganado en Cuba, garantizan la elaboración de pienso a partir de componentes nacionales.
  
Unos 360 convenios están firmados entre la entidad y los miembros de la ANAP, por medio de los cuales engordan actualmente a unos cinco mil 700 animales, para luego venderlos al Estado, de esa cifra,  el 92 por ciento de la carne comercializada es de primera calidad, expresó.
  
De las cinco mil toneladas que deben producirse este año en Placetas, al concluir  julio habían entregado cerca de tres mil, lo cual asegura el cumplimiento del plan en tiempo, aseveró.
  
Abel Hernández, presidente de la cooperativa Niceto Pérez, dijo a la AIN que la producción de alimentos en las fincas es vital, porque en ocasiones el pienso que comercializa la empresa porcina con los contratados,  llega tarde, y así se evita que el ganado se atrase en el proceso de ceba, y las consiguientes afectaciones económicas.
  
Bernardo Cruz, campesino dedicado a esta labor, aseguró que de manera general todos los criadores cuentan con máquinas forrajeras para fabricar el pienso y reciben asesoría constante de la Universidad Central Marta Abreu, de Las Villas.
  
La cría intensiva exitosa exige, además de una nutrición correcta, la higiene en los corrales, el manejo adecuado de los cerdos y la atención médica estable, para evitar epidemias o brotes de enfermedades, que pueden provocar la muerte masiva del rebaño, acotó.(AIN)