Expectativa en Puerto España por postura de países del ALBA

Expectativa en Puerto España por postura de países del ALBAPuerto España, 18 abr .- La V cumbre hemisférica entra hoy en sus sesiones plenarias, donde se espera una gran controversia en torno a la declaración final, vetada por los países de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Reuniones bilaterales y de grupos regionales también tendrán lugar este sábado como antesala de las tres grandes citas, en las que están previstas intervenciones de los presidentes Hugo Chávez, de Venezuela, Evo Morales, de Bolivia, Rafael Correa, de Ecuador y Fernando Lugo, de Paraguay y Luiz Inacio Lula da Silva, de Brasil, entre otros.

La víspera, una multitud de periodistas y fotógrafos se agolpó a la entrada del hotel Haytt Regency al arribo de Chávez, quien tras unas breves declaraciones a la prensa penetró en el recinto.

El mandatario llegó a esta ciudad, tras ser anfitrión de una cumbre extraordinaria de los países del ALBA, Bolivia, Cuba, Dominica, Honduras, Nicaragua y Venezuela, la cual emitió dos documentos, en uno de los cuales califica de insuficiente e inaceptable el proyecto de declaración final de la V Cumbre de las Américas.

Pese a no ser parte de la agenda de la reunión, la víspera emergieron como grandes temas del cónclave el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba y la exclusión de la isla del sistema interamericano por presiones de Washington, y la crisis global, ambas hasta ahora fuera del programa del evento.

Sin embargo, la primera oradora de la cumbre, la presidenta argentina, Cristina Fernández, casi desde el inicio de su alocución calificó de anacronismo el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, y pidió su eliminación.

Además, Fernández consideró paradójica la expulsión de la isla de la Organización de Estados Americanos (OEA) en 1964 por presiones de Washington, con el pretexto de sus vínculos con la Unión Soviética.

Consideró paradójica la exclusión de Cuba de la OEA amparada en una supuesta violación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, el mismo pacto que 20 años más tarde no sería invocado por la organización a favor de Argentina durante la Guerra de Las Malvinas.

Por su parte, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo que se negaba a llamar Cumbre de las Américas a esta reunión donde hay dos grandes ausentes, Cuba y Puerto Rico.

En tanto Obama manifestó estar dispuesto a reconocer los errores del pasado a favor de un cambio para el continente, palabra que marcó también su campaña electoral a la presidencia en 2008.

Aunque reconoció que este es un momento crítico por los desafíos que entraña la actual coyuntura financiera del planeta, mencionó el reciente encuentro de los 20 países desarrollados y emergentes.

Referente al tema Cuba, Obama presentó la liberación de los viajes de los cubanos residentes en Estados Unidos a la isla como muestra de un cambio de política, pero eludió el tema del bloqueo económico, comercial y financiero al país caribeño.

Según el programa, la V Cumbre de las Américas deberá concluir mañana con la firma de la declaración final, sin embargo aún está por ver qué ocurre en los debates de esta jornada, donde el documento será blanco se críticas por algunos mandatarios.(PL)