Ministro cubano destaca avance relaciones de China con Latinoamérica

Ministro cubano destaca avance relaciones de China con Latinoamérica Beijing, 8 jun. -El ministro cubano de Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero, afirmó hoy que en el actual contexto de crisis económica internacional las relaciones entre América Latina y el Caribe con China representan una oportunidad para todos.

Cuba acoge con simpatía el avance de las relaciones de los países de América Latina y el Caribe con China, la cual se ha acercado a nuestra región con respeto y sobre la base de la igualdad, la complementariedad y el beneficio mutuo, expresó.

El ministro Rodríguez Rollero pronunció hoy un discurso en el banquete de bienvenida ofrecido por las autoridades chinas a los participantes en el primer Foro de Agricultura China-América Latina y el Caribe, que sesionará mañana en esta capital.

Esta distinción se debe a que Cuba es presidente pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), un organismo intergubernamental regional que promueve la integración y desarrollo de los países latinoamericanos y caribeños.

"Cuba se siente orgullosa tanto de pertenecer a la familia latinoamericana y caribeña, como de ser el primer país del área que estableció relaciones diplomáticas con la República Popular China desde el año 1960", expresó.

Rodríguez Rollero explicó el proceso de constitución en 2011 de Celac.

Recordó que desaparecidas las dictaduras, derrotadas las tendencias más nocivas del neoliberalismo y con el surgimiento en la región de un nuevo clima de cooperación y mayor vinculación de los gobiernos con las necesidades de sus pueblos se crearon las condiciones para la integración.

Además, subrayó, surgió una nueva conciencia de considerar a la región como una entidad única para tratar de hacer desaparecer las artificiales diferencias entre la América Latina y el Caribe.

El ministro dijo que desde su creación, Celac ha identificado sus principales objetivos: eliminar el hambre, la pobreza y la desigualdad, fomentar el comercio y la cooperación, y trabajar para la conciliación de nuestras posiciones, siempre potenciando lo que nos une y desterrando lo que nos separa.

Argumentó que en América Latina y el Caribe conviven diversas concepciones políticas, económicas y sociales, niveles de desarrollo diferentes, que se manifiestan en posibilidades económicas para los países de la Celac que no son idénticas.

Pero, afirmó, hemos hallado que esas diferencias no son incompatibles con nuestra unidad en la diversidad.

Particular atención brindó a los desafíos que enfrenta la humanidad en cuanto a seguridad alimentaria y reconoció que China ha sido un factor de estabilidad para los precios de los alimentos a nivel mundial.

Comentó que con menos del 10 por ciento de la tierra cultivable del mundo, China ha sido capaz de alimentar el 20 por ciento de la población del orbe, unos mil 300 millones de personas, y asumió una posición responsable al fijar una línea roja de 120 millones de hectáreas de tierra cultivable.

Precisó que en la conferencia que impartiera ante la Comisión Económica para la América Latina y el Caribe en junio de 2012, el entonces premier chino, Wen Jiabao, mostró con toda claridad la potencialidad de la cooperación de China con esa región del mundo.

Rodríguez Rollero expresó satisfacción por el comienzo de su materialización de esa cooperación.

En el actual contexto de crisis económica internacional las relaciones entre América Latina y el Caribe con China representan una oportunidad para todos, subrayó. (PL)