Cuba: 400 trasplantes renales de donante vivo

Cuba: 400 trasplantes renales de donante vivoLa Habana, 12 abr.- Cuba suma 400 trasplantes renales de donante vivo (aquellos de un familiar de primera línea como padres, hermanos o hijos), desde que se inició ese proceder en 1979, anunció el doctor Alexander Mármol, Máster Internacional en Coordinación de Trasplantes.

En exclusiva a la AIN, el Coordinador Nacional de Trasplante Renal del Ministerio de Salud Pública destacó que ese tipo de injertos se realiza en el Instituto de Nefrología, en el hospital clínico quirúrgico “Hermanos Ameijeiras”, en el Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas, los tres en la capital, y en el hospital “Arnaldo Milián”, de Villa Clara.

Hasta la fecha se han efectuado cinco mil 178 trasplantes renales, de estos cuatro mil 778 han recibido el riñón de un donante fallecido (en muerte encefálica), y solo el 7,7 por ciento de la totalidad de esas complejas intervenciones ha utilizado un donante vivo, aseveró el doctor Mármol, especialista de Segundo grado en Nefrología.

Explicó que Cuba comenzó los trasplantes con donantes fallecidos desde 1970, apenas 16 años de hecho el primero en el mundo, con lo cual se convirtió en el sexto país de Latinoamérica y El Caribe.

Cuba cuenta con un programa sólido para el manejo de la donación de órganos y su población es una de las que menos se niega en el mundo en ese gesto humanitario, dijo.

Cuando el donante se encuentra en una terapia intensiva, la familia por lo general está de acuerdo que sus órganos sirvan a otras personas, y no solo los riñones sino también el hígado, corazón, las córneas y hasta la piel y hueso, lo cual es parte de la idiosincrasia del cubano, consciente de que con un fallecido se salvan varias vidas, aclaró el experto.

El trasplante renal con donante cadáver requiere de un sistema estructurado de detección de la muerte encefálica, salas de terapias intensivas para su mantenimiento, equipo procurador de órganos y todo un conjunto que actúa siempre en una urgencia médica.

Luego de haber logrado la donación comienza a trabajar todo un sistema dentro de la especialidad de Nefrología para determinar, mediante un programa diseñado con múltiples variables, el receptor ideal para cada víscera.

Estos estudios se llevan a cabo en el Instituto de Nefrología, centro que comenzó la actividad el 24 de febrero de 1970, y ya suman nueve instituciones en el país donde se llevan a cabo los trasplantes renales.

A nivel mundial la insuficiencia renal crónica es considerada una pandemia, cada año aumenta desde un seis hasta un 10 por ciento, y las primeras causas también se incrementan de forma exponencial, la Diabetes Mellitus y la Hipertensión Arterial, pero en Cuba se suma además el crecimiento de la edad de la población cubana, aseveró Alerxánder Mármol. (AIN) (Foto: Archivo)