Realizan experimento piloto en la ganadería cubana

Bayamo, 7 abr .- Autonomía funcional, alta productividad, incremento salarial y satisfacción para los trabajadores, son los primeros resultados de un experimento piloto que realizan ganaderos cubanos cerca de esta ciudad oriental.  

Las fincas familiares ganaderas buscan alternativas para el sector, afectado por la crisis que golpeó a la economía cubana desde 1989, huracanes, sequías y otros males.  

En su etapa inicial (2005-2008), el proyecto aumentó en 80 por ciento la producción de leche respecto al año base (2004), mientras el salario medio mensual creció un 70 por ciento por la venta de ese y otros renglones agropecuarios.  

La experiencia comenzó en cuatro fincas de la unidad básica de producción cooperativa (UBPC) Francisco Suárez Soa, perteneciente ahora a la empresa La Bayamesa, y tuvo financiamiento internacional mediante el Programa de Desarrollo Humano a nivel Local (PDHL).  

Según una evaluación de los primeros años, los cambios reales llegaron tras 24 meses de labor, al completar la rehabilitación de la infraestructura, acuartonamiento de  áreas, cultivo de pastos y construcción de viviendas, todo lo cual llevó a los jefes a pensar como dueños de fincas.  

En 2004, la UBPC reportó pérdidas, pero en 2007 la ganancia de las fincas familiares pasó de 300 mil pesos, dice el documento.  

La idea inicial fue de Juan Pérez Lama, actual viceministro de la Agricultura, mientras que la Asociación Cubana de Producción Animal elaboró y dirige el proyecto, que en su segunda etapa (2009-2010) sumará seis fincas lecheras, junto a otras cuatro de cría y ceba vacunas, ganado ovino y equino.(AIN)