Afamado sonero Cándido Fabré en conciertos por Cuba

Pinar del Río, Cuba, 4 jun . – Con nueve conciertos, en igual número de localidades, el versátil sonero Cándido Fabré inició aquí su gira A la hora que me llamen voy, que pretende llegar a todas las provincias cubanas.

Durante la serie de presentaciones, las cuales tuvieron su estreno en este occidental territorio, el intérprete fue aclamado por miles de bailadores y seguidores del son, ritmo que acompaña con largas improvisaciones.

De voz ronca y maratónicos estribillos, Fabré finalizó la víspera el programa de actuaciones en Pinar del Río, con una gran función en esta ciudad, en la que rindió homenaje a otros cultores del género como el cantautor Polo Montañez, fallecido en 2002.

Fue un verdadero artista, de talento natural, y un hombre excepcional, aseveró.

Desde el escenario, junto a una estatua de Polo, el cantante agradeció la acogida del público pinareño a lo largo de su viaje por nueve municipios.

Confieso que estoy impresionado, comentan que estuve en Europa, en Estados Unidos, pero lo más gratificante para un músico de corazón como yo es el encuentro con su gente, insistió.

Queremos repetir esta experiencia en el resto del país, Pinar del Río fue una suerte de experimento, aseguró a Prensa Latina Marcos Padrón, director del proyecto A la hora que me llamen voy.

Cada concierto -explicó- rinde honor a la cubanía y clama por la unión de nuestro pueblo más allá de cualquier diferencia, desde el respeto a la diversidad.

Mezcla de son y folclor, caracterizan la obra del afamado repentista santiaguero, uno de los compositores cubanos más grabados dentro y fuera de la isla.

Icono de la música popular bailable, suele comenzar a cantar a medianoche y termina cuando amanece.

En este extremo del país -140 kilómetros al oeste de La Habana-, estrechó la mano de autores de tonadas campesinas, instrumentistas, pintores y otros creadores.(PL)