Fidel Castro: Lo que conté sobre Pichirilo

Fidel Castro: Mi encuentro con ZelayaLa Habana, 7 mar ,- El líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, afirmó que "por mi mente no pasó nunca la idea de que algún día tendríamos que rendir cuenta de nuestra modesta existencia".

En un artículo intitulado "Lo que conté sobre Pichirilo", divulgado la víspera por la publicación digital Cubadebate, Fidel Castro relata sus recuerdos sobre el combatiente dominicano Ramón Emilio Mejías del Castillo, a quien conoció en 1947 cuando ambos formaron parte de una expedición para derrocar al dictador Rafael Leónidas Trujillo.

“Diez años más tarde, cuando el Granma zarpó de Méjico, Pichirilo se había unido a nosotros e iba, con toda su audacia y coraje, como segundo jefe de la embarcación. Ojalá hubiese sido el primero, pero tal tarea correspondió a un Comandante de la Marina de Cuba que se suponía experto en las costas y puertos de nuestro país”, señala.

“Ignoraba realmente cómo Pichirilo pudo salvar su vida después del desembarco del Granma cuando nuestro destacamento fue prácticamente exterminado”, agrega.

A continuación expresa que Pichirilo fue uno de los 19 expedicionarios del Granma que lograron escapar sin ser torturados, asesinados o enviados a prisión.

“La tarea de conocer más sobre él corresponderá a los que investiguen la vida del combatiente dominicano. Solo conozco que luchó, con el grado de Comandante, bajo las órdenes de Caamaño, contra los soldados de la 82 división aerotransportada, que sumados a más de 40 mil infantes de marina, desembarcaron en Quisqueya”, subraya.

El líder de la Revolución cubana añade que posteriormente, el 12 de agosto de 1966, Pichirilo fue atacado a tiros “por los órganos de inteligencia de República Dominicana, durante la Presidencia de Joaquín Balaguer, órganos que estaban bajo la égida del Gobierno de Estados Unidos”.

“Murió horas después, el 13 de agosto cuando yo cumplía 40 años. Su muerte provocó una ola de protestas en la Ciudad de Santo Domingo y su entierro devino en una combativa manifestación de repudio al débil gobierno de Balaguer”, apunta.

“Nadie agradecería más que yo -indica- una biografía de Ramón Emilio Mejías del Castillo, no importa cuán modesta sea. Vale la pena que hombres como él, Jiménez Moya, y otros heroicos combatientes, sean conocidos por dominicanos y cubanos”.

El artículo del líder de la Revolución cubana responde a una carta de una periodista del Sistema Informativo de la Televisión Cubana, quien le solicita datos sobre Pichirilo para una investigación histórica.(PL)

English version  English version