Pesista cubano prosiguió senda dorada en Guadalajara

Guadalajara, 18 nov .- El pesista César Rubio ganó este jueves la medalla de oro número 13 para Cuba, al dominar las acciones de la agrupación 48 a 56 kilogramos, en la quinta fecha de los IV Juegos Parapanamericanos, en esta ciudad.

Rubio, en una excepción permitida de cuarto intento, concedida solo para cotas del mundo, pudo subir 151 kilogramos, primado de estas citas en su categoría, en el banco de fuerza acostada, con sede en el Foro de Halterofilia del CODE Paradero.

El villaclareño comenzó con 142 kilos, cifra que por su peso corporal de 50.60 kilogramos, tercero con menos, le reportó una puntuación de 164.18 puntos, de acuerdo con la relación establecida.

Los 147 kilos levantados con aceptación unánime de los tres jueces a continuación le reportaron 169.96 unidades, pero la tercera salida, con 151, no fue considerada efectiva.

De nuevo solicitó ese peso para intentar batir el récord de estos certámenes y lo consiguió por dos votos a uno de los jueces.

Así ratificó su corona de Río de Janeiro 2007, aunque con seis kilogramos más, pese a tener una etapa previa de lesión en su hombro izquierdo, que le afectó también algo en el mediodía de este jueves.

"Allá en el Cerro Pelado el doctor Ramón, del equipo nacional de pesas, me hizo un efectivo tratamiento con acupuntura, y en el Centro Nacional de la ACLIFIM me ayudaron también con la administración de fomentos con hielo”, recordó.

Por tal motivo, “ellos también tienen su aporte en esta medalla", aseguró Rubio en la zona mixta, en espera de la premiación.

"Estaba comprometido desde Cuba con buscar el título. Me puse muy molesto cuando me calificaron mal la tercera salida, por lo que me dije que en la última no podía fallar", analizó el atleta, a quien una malévola enfermedad le privó del movimiento en sus extremidades inferiores.

También participó por la isla caribeña, Magdiel Bravo (amputado miembros inferiores), primero de los dos en presentarse y a pesar de vencer los 135 kilos, los tres jueces marcaron como no válido el ejercicio.

En el segundo intento tampoco tuvo reconocimiento y solo en el último tuvo aceptación que le reportaron 149.42, por debajo de los 150.86 del brasileño Alexandre Gouveia, quien se llevó el bronce al aplicar la relación.

El brasileño Bruno Carra (enanismo) salió a solo 28 segundos para culminar la prueba con 140 kilos, pero a pesar de llevar la palanqueta al descanso, no recibió certificación de los árbitros, lo que lo puso en desventaja porque solo logró inscribirla en la segunda oportunidad, alcanzando 155.09 y la plata.

En el desespero, Carra pidió 156.5, que solo le darían el título al pesar casi cinco kilogramos más que Rubio, peso que se quedó en su pecho y tuvo que ser asistido para levantarlo pese a la poca altura por cortos brazos.(AIN)