Debaten en Camagüey sobre tecnologías para abasto de agua

Debaten en Camagüey sobre tecnologías para abasto de agua Camagüey, 8 nov.- Trabajos que muestran experiencias de factible aplicación -o que ya se materializan en la práctica- para fomentar el uso racional del agua, se presentan desde hoy en el II Taller Nacional “Tecnologías para el abasto de agua y uso de fuentes renovables de energía”, que sesiona en Camagüey, y que se extenderá hasta el próximo día 10.

Auspiciado por el Centro Integrado de Tecnologías del Agua (CITA), en el certamen se exponen investigaciones y proyectos para la implementación de tecnologías apropiadas para el abasto del vital recurso natural. Investigaciones que contribuyen ya, o lo harán a corto plazo, como innovaciones en el contexto competitivo actual.

Toman parte en el encuentro miembros de Organizaciones No Gubernamentales registradas en el territorio nacional, junto a especialistas de entidades fabricantes o comercializadoras de productos y servicios relacionados con el tema en varias provincias cubanas, todos con la premisa de la necesidad de considerar que los problemas sociales, ecológicos y económicos constituyen cuestiones cada vez más apremiantes para el planeta, y que solo pueden solucionarse con la colaboración de todos.

El Taller constituye momento propicio para la muestra de proyectos que facilitan la implementación de tecnologías limpias para el abasto de agua. Asimismo, permite el debate sobre importantes aspectos relacionados con el uso racional de los recursos naturales y la protección del medio ambiente, entre ellos el uso de arietes hidráulicos y molinos de viento, el abastecimiento de agua en la agricultura, la calidad y el saneamiento del agua y el uso de la energía hidráulica para la generación de energía eléctrica.

Creado en 1995, el Centro Integrado de Tecnologías del Agua, (CITA), perteneciente al Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos -adscrito a la delegación camagüeyana del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, (CITMA)-, desarrolla investigaciones y proyectos encaminados a mejorar la calidad de vida, sobre todo en las zonas rurales, y elevar, además, la capacidad de explotación racional de riquezas naturales como el agua y la energía.

Su accionar aporta relevantes resultados en el desarrollo tecnológico para el abastecimiento de agua y el saneamiento ambiental, potenciando el uso de fuentes renovables de energía, y le permite también, ser parte de los variados esfuerzos en la cooperación e integración en Latinoamérica. (Mariela Peña Seguí/Radio Cadena Agramonte).