OTAN bombardea Trípoli, mientras rebeldes libios presionan en Sirte

Trípoli, 29 ago.- Varias explosiones se escucharon hoy en esta capital tras ataques aéreos de la OTAN en zonas donde leales a Muamar El Gadafi mantienen choques esporádicos con los rebeldes, empeñados ahora en dominar Sirte. Testigos en Trípoli dijeron haber escuchado deflagraciones de bombas a primeras horas de la madrugada y el sobrevuelo a baja altura de aviones militares de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), cuyos bombardeos han sido clave en la ofensiva de la oposición.

Si bien en las últimas 48 horas disminuyeron los cruentos enfrentamientos entre insurgentes y tropas gubernamentales libias, prevalecen escaramuzas y acciones aisladas en diversos puntos de la ciudad contra los que la alianza atlántica arremete puntualmente.

Milicias de los sublevados siguen patrullando y requisando el complejo de Bab Al-Aziziyah, donde residía el líder libio, además de que arrecian la cacería para tratar de dar con el paradero de éste y de sus más cercanos familiares y colaboradores.

Entretanto, el liderazgo del Consejo Nacional de Transición (CNT) intenta afianzarse en Trípoli, a la par que insiste en negociar con los jefes tribales de Sirte, la ciudad natal de El Gadafi, para una rendición pacífica y poder tomarla.

Después de dominar Bin Jawad, el propósito de hacerse con la tierra natal del evadido mandatario es estratégicamente importante para el CNT poder declararse en control de todo el país, aun cuando se prevé habrán bolsones de resistencia durante largo período de tiempo.

El portavoz del CNT, Mahmud Shammam, aseguró hoy que los rebeldes apoyados por la OTAN están en las afueras de Sirte, a unos 30 kilómetros, y lanzó un ultimátum a los jefes tribales advirtiéndoles que la negociación para que se sometan no será eterna.

Los alzados, que se acercan a la mencionada urbe por el este y el oeste, cayeron en las últimas horas en una emboscada en la localidad suroeste de Zuwarah, mientras persisten fieros combates en otras áreas del occidente del país donde resisten partidarios del líder libio.

Por otro lado, medios periodísticos árabes citaron al portavoz de El Gadafi, Moussa Ibrahim, quien afirmó que el mandatario permanece en Libia y estaría dispuesto a negociar una transición con los rebeldes, a lo cual se negaron rotundamente los insurgentes.

En el plano diplomático, el jefe del CNT y exministro de Justicia de El Gadafi, Mutafa Abdel Jalil, se entrevistó anoche en Doha con el emir de Catar, jeque Hamad bin Khalifa Al Thani, cuyo gobierno consideran el principal respaldo árabe a la rebelión contra el gobierno libio. (PL)