Santacruceños con sólidas razones

Santacruceños con sólidas razonesLa Revolución Cubana sigue indetenible entre los avatares y obstáculos de los tiempos que corren. Cada etapa es forja, lo fácil no nos enseña a buscar soluciones. Los cubanos hemos demostrado en este más de medio siglo, y a lo largo de nuestra historia, que tenemos suficiente capacidad y exquisito espíritu para enfrentar las duras pruebas sin mirar las distancias. Entre todos siempre hemos podido, y entre todos los leales a las ideas justas siempre habrá una inquebrantable trinchera de ideas dispuesta a defenderse.

La agresividad del imperialismo sigue vigente, aunque solapada sea su actuación siempre lleva posada el águila en las viles pupilas. Otra vez esperan por la madurez de la fruta para pretender golpearla y recogerla mansamente. Nada de sus ideas y planes van a fraguar aquí. Pueden contar con los débiles, esos son los menos, nunca van a faltar en cualquier sistema. La mayoría no se dejará confundir. En el mejor de los casos se harán los confusos para destruir los proyectos subversivos del norte revuelto y brutal.

Se desgastarán en orientaciones y financiamientos, en alimentar a los parásitos internos y externos, emplear sus medios sofisticados para pretender culparnos de violadores de los derechos humanos, acusando,  difamando sobre nuestros dignos líderes,  buscando desmoralizar al socialismo. De nada de vale, cada día son menos las personas en el mundo seguidores de sus pronunciamientos. La verdad siempre flota en el viento como bandera universal, sus misiles no pueden romper esa coraza.

Desde la Casa Blanca las distintas administraciones han hecho lo posible y lo imposible también, para pintar de negro el nombre de Cuba, hacer creer lo peor de esta Isla. Ya estamos en el siglo XXl, el arcoiris de la solidaridad sigue creciendo. Este país tiene en su interior hermosas conquistas llenas de transparencia.

 No somos bárbaros, gracias al triunfo del primero de enero ganamos cultura y derechos, tenemos libertad e independencia a las que no renunciaremos. Si los agentes de la CIA, los funcionarios de la SINA, la gusanera miamense y los grupúsculos internos quieren seguirse creyendo cosas, pueden hacerlo. De esos torcidos especímenes todo es posible. No tienen idea de lo martianos que somos de pies a cabeza. Si todavía no han aprendido las lecciones, las propias respuestas de este pueblo los harán algún día recapacitar.

De donde crece la palma

Santacruceños con sólidas razonesYa está jubilada pero sigue en la atención a las áreas verdes del parque central de esta localidad. Reina Anaya Figueredo, la trabajadora de comunales no puede vivir sin aportarle un poquito más a la sociedad “no resisto estar todo el tiempo en la casa, además tengo el deber de ayudar a un nieto que estudia”.

Ante la pregunta, su respuesta sin adornar palabras fluye limpia: “Hay muchos a los que no les gusta doblar la espalda, eso sí, les encanta vivir del cuento y hablar sandeces”.

“Por ahí andan los gusanos tratando de ver quien se les suma. ¡Cuidado! Si piensan que haciendo eso y oyendo las promesas del imperialismo para cuando esto se caiga, mejor rectifican a tiempo. El serial Las razones de Cuba, que están dando por la televisión está muy bueno, donde quiera hay un infiltrado enterándose de todo, alertando a Fidel y a Raúl. Realmente pierden el tiempo, a nosotros no nos tumba ni un apocalipsis”.

Santacruceños con sólidas razonesOmar Sánchez Naranjo es chofer de la Base de Carga de Transporte. Durante más de 20 años cumplió tareas gloriosas en las filas de la Policía Nacional Revolucionaria. “Sigo en la vanguardia salvaguardando las conquistas socialistas. La Revolución una vez más pone al descubierto las ideas del enemigo, su afán de reclutar agentes para buscar información sensible y conseguir sus fines”.

“La serie Las Razones de Cuba salió en el momento oportuno, demostrando cómo la Seguridad de nuestra patria, integrada por hombres y mujeres humildes, son capaces de enfrentarse al monstruo yanqui y desarticularlo. Hay muchos cubanos cooperando de manera anónima, nunca los gobernantes estadounidenses van a triunfar aquí, esa época ya pasó de moda después de 1959”.

Cada día en los matutinos de la escuela primaria Fabricio Ojeda se habla de los logros de la Revolución y los deberes estudiantiles. Suraika Sánchez Oliva, es la jefa de colectivo en ese plantel, apoya constantemente a la dirección del centro y a los educadores. “Converso con los pioneros sobre distintos temas, sobre todo no dejar de ser  fieles a la Patria, ella siempre nos contempla orgullosa”.

Las historias llenas de valentía e inteligencia de los Agentes de la Seguridad del Estado publicadas por la televisión nacional, “las comentamos a diario, para nosotros es muy interesante saber como hay hombres y mujeres dispuestos a dar la vida por salvar esta maravillosa Isla. Eso nos enseña a ser mejores y por qué no tomar el lugar de esos compañeros y compañeras cuando seamos mayores. Ahora el elemental compromiso es estudiar, así ayudamos, porque somos la continuidad histórica”.

Santacruceños con sólidas razones“Hay una cosa esencial, las presentes y futuras generaciones no podemos dejar de prepararnos política e ideológicamente. Los pies deben estar siempre sobre la tierra que tanta sangre y sacrificio costó. Fueron muchos años de lucha. No vamos a perder el sueño de Martí, ya conquistado hace más de 50 años”, señala Keider Morales Saumell, quien detuvo gentilmente su bicicleta para darnos la breve entrevista.

Regresa en horas de la tarde del Combinado Pesquero Algérico Lara Correa, donde es marinero cocinero en el ferrocemento 220. Desde sus ojos verdes sale una luz poderosa, su voz entonces afirma: “El papel de los jóvenes en la sociedad será siempre relevante, seguiremos con la firmeza de siempre, trabajando y acudiendo al llamado que nos haga el Partido y la Unión de Jóvenes Comunistas. No dejaremos de hacer lo que nos corresponde para enfrentar a los enemigos de la Revolución”.

Santacruceños con sólidas razones Odalis Pedroso González retorna hacia la biblioteca Mártires de Pino Tres, de su mano trae a su pequeña hija. La pionera había concluido la jornada docente, para luego al llegar a la casa y tomar un pequeñito descanso, hacer las tareas y repasar los contenidos del día.

“Soy feliz, tan feliz de ser cubana… mire con cuanto optimismo enfrentamos las escaseses y problemas cotidianos, no dejamos de sonreír y ser optimistas. Nacimos y nos criamos en el país donde crece la palma, símbolo de las luchas libradas por los mambises y el Ejército Rebelde. Todo eso se lo enseño a mis hijitas”.

La técnica en bibliotecología atiende en esa institución las salas infantil y juvenil. “La lectura nos ayuda a desarrollarnos mejor, a obtener toda la cultura necesaria. Esto se lo transmitimos a los estudiantes que nos visitan, los exhortamos a hacerse amigos de los libros, donde existen valiosos tesoros”.

“Aprendemos en cada momento a ser fieles a nuestras ideas patrias, a tener oratoria bella y segura para enfrentar a los enemigos. La historia nos nutre para saber cuáles han sido y son los planes de la contrarrevolución. Tenemos el deber de enseñar las ideas de Martí, Mella, Villena, José Antonio, Fidel, y de todos los mártires y héroes. No seremos ciegos de conocimientos y seguiremos avanzado en todas las esferas”.

Santacruceños con sólidas razones Víctor Orozco Rivero integra el Departamento de Planeamiento Estadístico en la Dirección del Sectorial de Educación, en su buró varios documentos esperan para ser revisados, sin embargo hace un alto para dedicarnos unos minutos. “Desde que me gradué he puesto mis conocimientos al servicio de mi patria y estoy dispuesto a cumplir cualquier tarea”.

Como cualquier ciudadano de este país se mantiene al tanto de las  Razones expuestas por la televisión “relacionadas con el rol injerencista de los Estados Unidos. Hemos desenmascarado toda una ola de hechos que ha querido llevar a cabo el imperialismo contra la seguridad de nuestro estado, todos desarticulados  por esos valerosos compañeros, quienes han cumplido una digna misión en defensa de la integridad nacional. Le digo mi modesta opinión: mantendremos estas conquistas al precio que sea”.

Santiago SantaCruz
Cortesía para Radio Santa Cruz