Condenan complot de justicia en EEUU con mafia anticubana

Condenan complot de justicia en EEUU con mafia anticubanaCamagüey, 9 abr. – La complicidad del sistema judicial de los Estados Unidos con la mafia anticubana radicada en ese país fue condenada hoy por los camagüeyanos tras el fallo absolutorio en favor de la libertad del terrorista Luis Posada Carriles.

El jubilado Pablo Alonso consideró  que el sistema judicial de Estados Unidos es prisionero de los intereses del gobierno y de los mandatos y amenazas de los enemigos del pueblo cubano en ese país, la mafia anticubana.
   
Siempre supimos, dijo a la AIN,  que era un espectáculo lo del juicio en El Paso, pues no se procesaba a Posada Carriles por sus crímenes de la nave de Cubana de Aviación en las costas de Barbados en 1976 o de los bombazos en La Habana en 1997, que costaron la vida del italiano Fabio Di Celmo, sino por mentir sobre cómo entró a Estados Unidos.
   
Su hija Dania, trabajadora de una empresa comercial, compartió esa opinión, pero señaló que es conveniente que el mundo ahora sepa más de las fechorías del terrorista Posada Carriles y de la componenda permanente entre el gobierno yanqui, la justicia y la mafia anticubana.
   
Se divulgaron hechos que el asesino internacional reconoció a medios de prensa estadounidenses en determinados momentos y declaraciones de personas que hablaron de cómo proceden los delincuentes enemigos de Cuba en Estados Unidos, subrayó.
   
Añadió que el fallo absolutorio por el Tribunal de El Paso pone en evidencia, una vez más, la injusticia cometida contra Cinco antiterroristas cubanos que informaban a Cuba de los planes criminales de la mafia anticubana, condenados a severas penas y presos desde cerca de 13 años en Estados Unidos.
 
Pedro Paneque, un periodista radial de larga trayectoria en la provincia de Camagüey, precisó que no esperaba otro proceder de los yanquis en el juicio que por mentiroso se le siguió en El Paso, Texas, al verdugo internacional.
   
Es práctica vieja de los gobiernos de Estados Unidos desde 1959 de proteger a sus asesinos, y es bueno recordar en esta situación al compinche de Posada, Orlando Bosch, declarado enemigo público por el FBI y luego amnistiado por el presidente George Bush padre, expresó.(AIN)