Reverencia en Cuba a Zavattini y su legado fílmico

Reverencia en Cuba a Zavattini y su legado fílmico La Habana, 18 nov. – Cesare Zavattini, uno de los padres del neorrealismo italiano, será homenajeado aquí el próximo 24 de noviembre con un conversatorio sobre su vida y obra y dos filmes ilustrativos de su esplendor como guionista.

Colaborador del naciente instituto de cine de la isla -fundado por Alfredo Guevara en 1959-, uno de esos largometrajes será El joven rebelde, en el que juntó su talento al de Tomás Gutiérrez Alea, quien devendría uno de los pilares de la cinematografía cubana.

La otra cinta es una de las joyas indiscutibles del neorrealismo, Ladrones de bicicleta, dirigida por Vittorio de Sica con quien integró un binomio perfecto, en el que uno era continuidad del otro hasta el punto de tornar imposible deslindar los aportes de cada quién, qué parcela del producto común les pertenecía.

Su nombre está ligado a una de las épocas más florecientes de la filmografía italiana, trascendida la fatídica II Guerra Mundial. Con De Sica acumuló un manojo de películas perdurables, inscritas para siempre en la historia del cine como Milagro en Milán, Umberto D y otras imperecederas.

Quienes lo conocieron aseguran que tenía un archivo enorme repleto de tarjetas con argumentos sintéticos de posibles filmes y que muy pocas cintas de su tiempo fueron ajenas, en uno u otro sentido, a él.

En el panel que abordará su trayectoria de guionista que hizo visible por primera vez este oficio, sin el cual ninguna obra maestra hubiera sido posible, figuran Alfredo Guevara, presidente del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de la Habana, los catedráticos italianos Gualterio de Santi y Silvana Cirillo y el ensayista y crítico cubano de cine Frank Padrón.(PL)