Estrellas intercontinentales dedican título al pueblo cubano

Estrellas intercontinentales dedican título al pueblo cubanoLa Habana, 3 nov.- Cuatro de los cinco peloteros cubanos que se incluyeron en el Todos Estrellas de la recién concluida Copa Intercontinental de Taipei de China, coincidieron en dedicar al pueblo de la Isla el onceno título ganado en esas citas.
  
Al arribar al aeropuerto José Martí, de esta capital, los campeones compartieron con la prensa sus experiencias en la justa asiática, que contó con la presencia de 10 naciones y donde se reeditó la final de la versión anterior entre los conjuntos de Cuba y Holanda.
  
Héctor Olivera, jugador más valioso del torneo y segunda base del Todos Estrellas, señaló que las cosas salieron bien desde el inicio de la Copa y que la clave de su buena forma al bate fue la concentración a la hora de conectar.
  
Me siento muy cómodo como segundo, es el turno que me gusta, y creo que es en el que más aprovecho mi velocidad en función de la ofensiva.
  
Olivera arrasó en Taipei de China y se llevó a su casa santiaguera los lideratos en hits, average, sluggin y carreras anotadas, para sumar en la temporada su tercer Todos Estrellas en igual cantidad de torneos internaciones.
  
Yuliesky Gourriel ratificó el buen nivel del béisbol cubano, con una cantera joven de muchísimo talento que tiene la misión de mantener a Cuba en planos estelares.
  
Se refirió al trabajo individual en cada entrenamiento, y dijo que “esa es la base para alcanzar buenos resultados en el deporte”.
  
Gourriel, mejor tercera base del torneo, compiló  444 de promedio ofensivo con ocho empujadas como sexto turno de la tanda, decisión que dio sus frutos en la Copa Intercontinental.
  
Sobre ello el antesalista  expresó que ser tercero en la alineación es la misión de su agrado, aunque está dispuesto a hacer su trabajo por el equipo donde decida la dirección técnica.
  
Alexei Bell, uno de los dos jardineros cubanos incluidos en el Todos Estrellas, se refirió a los diferentes turnos al bate que ha tenido que asumir y señaló que tiene facilidades para adaptarse al sistema de cualquier director.
  
Quiero agradecer de todo corazón a todo el que me apoyó cuando recibí el deb ball en el rostro, a todo el que confió en mi regreso al equipo nacional, agregó.
  
Giorvis Duvergel, el otro outfield  antillano que mereció la distinción, sorprendió en Taipie de China con sus toques de bola en movimiento y soltando el madero.
  
Entrené mucho esa jugada para poder hacer mejor mi función de primer bate, pero en la Serie Nacional a mi equipo, Guantánamo, le hace falta que asuma el tercer turno, y eso haré, agregó.  (AIN)