Nuevas sanciones de EE.UU. contra RPDC incrementan tensiones

Nuevas sanciones de EE.UU. contra RPDC incrementan tensionesSeúl, 22 jul .- Las nuevas sanciones económicas y financieras contra la República Popular Democrática de Corea (RPDC) anunciadas por la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, podrían elevar aún más las tensiones en la península coreana.

Durante la visita oficial que realiza esta semana a Seúl, Clinton señaló que las medidas forman parte de una serie de acciones encaminadas a frenar la proliferación nuclear en la región, donde el Pentágono tiene desplegados más de 35 mil soldados y armas de avanzada tecnología.

Según la jefa de la diplomacia estadounidense, las sanciones estarán dirigidas contra la venta o adquisición de armas y bienes afines, así como también a la adquisición de artículos de lujo.

Washington también congelará los activos de la RPDC, impedirá los viajes al extranjero y colaborará con diferentes bancos para evitar transacciones financieras del país asiático.

Las medidas se suman a las impuestas por el Consejo de Seguridad en 2006 y 2008 bajo presiones del propio Estados Unidos y de acuerdo con la secretaria de Estado "no están dirigidas contra el pueblo norcoreano".

Hillary Clinton realizó el anuncio al concluir una reunión con el secretario estadounidense de Defensa, Robert Gates, el ministro surcoreano de Relaciones Exteriores, Yu Myung-Hwan, y el titular de Defensa, Kim Tae-Young.

Mientras instaba a la RPDC a abandonar todos los programas nucleares, Clinton se refirió a los ejercicios navales y aéreos que realizarán las fuerzas combinadas de Estados Unidos y Surcorea a partir del próximo domingo.

Insistió además en que el país asiático reconociera su culpabilidad en el caso del hundimiento del buque surcoreano Cheonan el pasado 26 de marzo.

La RPDC refutó esas acusaciones y propuso el envío de expertos para verificar los hechos, solicitud a la cual Seúl se ha negado repetidas veces al sostener que el incidente fue causado por un supuesto ataque de torpedo por parte de Pyongyang.

La jefa de la diplomacia estadounidense y el secretario de Defensa visitaron Panmunjom, la frontera fortificada que divide a las dos partes de la península coreana a lo largo del paralelo 38.

Las dos Coreas se encuentran en una situación de guerra técnica ya que su conflicto bélico (1950-1953) concluyó con la firma de un armisticio y no de un tratado de paz.

La guerra selló la incondicional alianza entre Seúl y Washington, que desde entonces dificulta la estabilidad y cualquier posible acuerdo de paz en la región.(PL)