Venezuela aboga por amplio debate nacional

Caracas, 10 may.- La convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente tiene la finalidad de abrir un espacio que rompa la polarización, el conflicto político y permita abrir un amplio debate para superar los antagonismos que existen hoy en nuestra sociedad.

 

Así lo afirmó en rueda de prensa Elías Jaua, quien encabeza la Comisión Presidencial para la Constituyente con el firme propósito, según dijo, de encontrar una base mínima de convivencia política, social, y de reconocimiento mutuo a nuestra diversidad social multiétnica.

‘Ese es el espíritu que anima al presidente Nicolás Maduro frente a la negativa absurda de la oposición venezolana o de la dirigencia de la coordinadora que agrupa a los principales partidos de la oposición venezolana, la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), de sentarse a dialogar con el gobierno y cumplir con la hoja de ruta que habíamos aprobado en el mes de noviembre’.

La oposición no cumplió con la hoja de ruta acordada cuyo primer paso sería desincorporar a tres diputados de Amazonas electos de forma fraudulenta, lo que le hubiera permitido legislar, controlar y debatir cualquier asunto.

Indicó Jaua que la oposición uso todo su poder en el parlamento para tratar de derrocar al presidente del país.

‘Para eso no tienen ninguna competencia constitucional. En Venezuela en ningún supuesto la Asamblea puede destituir al presidente de la Republica, salvo una orden del Tribunal Supremo de Justicia’, aclaró.

El también ministro de Educación subrayó que la oposición en el país siempre tuvo en sus manos la ‘llave de esa hoja de ruta’ que se negaron a cumplir y su respuesta frente a los esfuerzos del Gobierno para normalizar la situación y por retomar el diálogo político en diciembre ‘fue otra vez una emboscada violenta y terrorista’.

Jaua, quien desempeñó diferentes tareas en los últimos gobiernos chavistas, incluido ser ministro de Agricultura y canciller, apuntó que con la nueva convocatoria el presidente apeló a un instrumento constitucional que abre el camino hacia el dialogo y el entendimiento, que no se podía hacer con la cúpula dirigente de la oposición venezolana.

‘Esa es la motivación y quedamos abiertos para el intercambio, ya que no hay otra salida constitucional que no sea convocar al pueblo a que defina los caminos para despejar esta compleja situación’, acotó.

Puntualizó que independientemente de la posición que tomó la MUD de negarse a participar, ya hemos vistos como la sola iniciativa comenzó a romper la polarización. Nos hemos reunidos, aseguró, con 17 partidos con los cuales nunca nos habíamos sentado.

Precisó que Maduro cree que es la gran oportunidad de romper con la polarización con una cúpula que está negada al diálogo, porque lo único que le interesa es el derrocamiento violento del Gobierno o una situación de caotización de la sociedad para llegar al poder.

En otra parte de sus comentarios el dirigente gubernamental sostuvo que si la oposición dice que el chavismo ya no es mayoría en el país ‘entonces tendría la oportunidad de ganarnos en todos los sectores’.