[:es]Valora Trump nombrar a anticubano con vínculos terroristas como directivo del Consejo de Seguridad Nacional [:]

[:es]

La Habana, 1ro sep.- La administración de Donald Trump sopesa el nombramiento de Mauricio Claver-Carone, un declarado anticubano con vínculos terroristas en Miami, como director de Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, de acuerdo con fuentes gubernamentales citadas por la prensa estadounidense.

Claver-Carone tomaría el puesto de Juan Cruz, quien dirigió el departamento desde los primeros meses del gobierno de Trump, con una política marcadamente hostil hacia países como Venezuela y Nicaragua.

Entre sus responsabilidades estaría coordinar las políticas sobre América Latina entre la Casa Blanca, el Departamento de Estado, el Departamento del Tesoro y el resto de las agencias implicadas.

El abogado de origen cubano, nacido en Miami y criado en España, se vinculó al equipo de Trump desde antes de la toma de posesión, cuando el presidente lo designó para organizar la transición en el Departamento del Tesoro.

Claver-Carone es el director ejecutivo del Us-Cuba democracy Pac, un grupo de cabildeo que se dedica a recaudar fondos para mantener la política de agresión de Washington contra La Habana.

Ese comité lo integran personajes con un pasado de agresión contra Cuba como Diego Suárez, Alberto Hernández, Ninoska Lucrecia Pérez Castellón y Marcel Felipe. La mayoría de ellos tuvieron y tienen vínculos con terroristas como Luis Posada Carriles, Orlando Bosch, Pedro Remón, José Dionisio Suárez, Gaspar Jiménez Es­co­bedo, entre otros.

Claver-Carone le declaró la guerra a las políticas hacia Cuba de la administración de Barack Obama, las mismas que permitieron el restablecimiento de relaciones entre los dos países en el 2015, e incluso testificó ante el Congreso en el año 2016 para tratar de convencer a los legisladores de que tomaran acciones para revertirlas.

Desde su blog “Capitol Hill Cubans” se destaca como una de las voces más duras contra cualquier acercamiento entre La Habana y Washington.

La posible contratación de Claver-Carone sería la última de las movidas reaccionarias de John Bolton, un halcón de la ultraderecha republicana que Trump designó en marzo pasado para el influyente puesto de consejero de Seguridad Nacional, en sustitución del general H. R. McMaster.

Bolton fue subsecretario de Estado y luego Embajador ante la ONU del gobierno de George W. Bush. Sus lazos con la mafia de origen cubano de la Florida son conocidos, así como su historial de provocaciones y agresiones contra la Mayor de las Antillas.

Quizás la más conocida de sus barbaridades contra Cuba fue un discurso en el año 2002 en el que declaró a La Habana como parte del “Eje del mal”, el grupo de países que podía ser “bombardeado en cualquier momento” por el gobierno de Bush.

El entonces subsecretario de Estado para el Control de Armas y la Seguridad Internacional acusó al gobierno cubano de poseer al menos un programa para el desarrollo de armas biológicas de destrucción masiva.

Como era lógico, dichas armas nunca fueron encontradas, pero la mentira de Bolton estuvo cerca de escalar a una agresión contra Cuba en medio del contexto de la lucha contra el terrorismo desatada tras los atentados del 11 de septiembre.

Si Claver-Carone llega a ocupar el cargo junto a Bolton, no sería de extrañar que aumente la agresividad de la administración contra los países contrarios a los intereses de Washington en la región, en especial Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua. (Cubadebate) (Archivo/Cubadebate)[:]