Una llama belga puede tener la clave para derrotar al coronavirus

Bruselas, 18 may.- Una llama belga podría tener la solución para los enfermos de la COVID-19 luego que científicos de la Universidad de Gante, noroeste de Bélgica, han encontrado en la sangre de este camélido el primer anticuerpo capaz de neutralizar al nuevo coronavirus.

Los autores del estudio descubrieron un anticuerpo capaz de neutralizar al SARS-CoV-1 y al MERS-CoV-1 en la sangre del animal llamado Winter, nacido en el país europeo hace cuatro años pero dejaron de lado la investigación cuando los virus causante del SARS y el MERS dejaron de ser una amenaza, según informa EuroNews.

Con la llegada del SARS-CoV-2, causante de la temible COVID-19 y convertido en pandemia, los científicos belgas -con la colaboración de la Universidad de Texas y de institutos de Salud estadounidenses- intentaron probar de nuevo y funcionó, al menos en condiciones de laboratorio.

El estudio fue publicado en la revista científica especializada CELL y explica con detalles el mecanismo por el que este anticuerpo es capaz de bloquear la propagación del insidioso nuevo coronavirus.

Las llamas producen anticuerpos especiales que otras especies no son capaces de fabricar. Teodosio Huanca, experto en llamas, dijo a la agencia Efe que ya se sabía desde hacía tiempo que los anticuerpos de los camélidos suramericanos tienen características que facilitan su acción contra varios virus.

Sin embargo, lo que vuelve interesante el experimento es saber que el anticuerpo doble de esta llama, de menor tamaño, sí se puede preparar contra la COVID-19 y contribuir a la prevención contra el virus, apuntó el investigador, que lleva 35 años investigando estos animales.

Dorien De Vlieger, investigadora doctoral de Ugent (Universidad de Gante), explicó que el anticuerpo ya fue aislado en 2016 de la llama Winter, que fue inmunizada con moléculas de los coronavirus SARS y MERS.

Elegimos trabajar con las llamas porque estos animales producen un tipo especial de anticuerpos que son más estables que los anticuerpos clásicos. Esta mayor estabilidad permite la administración de la droga a través de la nebulización, dijo De Vielger.

Son precisamente estos anticuerpos, que también producen camélidos como la alpaca, los que interesan a los investigadores porque su acción sobre el coronavirus es crucial, añade la investigadora.

Ahora el laboratorio de la Universidad de Gante está reproduciendo masivamente este anticuerpo para desarrollar uno que sea compatible con el cuerpo humano. Los ensayos clínicos están planeados para este otoño.

Jason McLellan, profesor de ciencia molecular en la Universidad de Texas, apuntó que si sale adelante este tratamiento tiene una ventaja respecto a las vacunas, las cuales deben ser administradas uno o dos meses antes de la infección para proporcionar protección.

Con las terapias de anticuerpos, se le administra a alguien los químicos protectores directamente y así, inmediatamente después del tratamiento, en principio están protegidos, dijo McLellan.

(Tomado de Juventud Rebelde)