Trump, Ucrania y los demócratas: tormenta que crece en Estados Unidos

Washington, 4 oct.- El escándalo sobre los tratos del presidente Donald Trump con Ucrania, y la investigación de juicio político lanzada por los demócratas contra el mandatario, mantienen hoy a Estados Unidos en una creciente tormenta política.

 

Una llamada telefónica en la que el jefe de la Casa Blanca pidió a su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky, investigar al exvicemandatario y candidato presidencial demócrata Joe Biden, y una queja de inteligencia sobre las interacciones de Trump con el país europeo, llevaron a abrir la mencionada pesquisa sobre el gobernante.

El 24 de septiembre, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dio a conocer el lanzamiento formal en ese órgano de mayoría demócrata de la investigación mediante la cual determinar si Trump debe ser acusado y sometido a un juicio político en el Senado en busca de su destitución.

Tal proceso se desencadenó porque los miembros de la fuerza azul sostienen que Trump intentó usar el poder de su cargo para instar a una nación extranjera a perjudicar a un rival político, lo cual constituiría una interferencia en las elecciones estadounidenses.

Los demócratas insisten en que esa conducta merece la impugnación, y ven pruebas de ello en el propio diálogo con Zelensky, en la mencionada queja de inteligencia, en la decisión del ejecutivo de retener durante varios meses 400 millones de dólares en ayuda militar a Ucrania, y en los comentarios del presidente.

Por su parte, el mandatario republicano y sus correligionarios insisten en que no hubo nada de inapropiado en la conversación con su par ucraniano, al tiempo que Trump acusa a Biden de corrupto, y se presenta como víctima de un supuesto acoso o cacería de brujas de la fuerza azul.

Como presidente de Estados Unidos, tengo el derecho absoluto, tal vez el deber, de investigar o hacer que sea investigada la corrupción, áy eso incluiría pedir o sugerir a otros países que nos ayuden!, escribió anoche en Twitter.

Varias fuentes, sin embargo, ven como un conflicto de intereses que el mandatario busque indagar, precisamente, sobre la persona que podría ser su contrincante en las elecciones de noviembre de 2020.

Asimismo, llaman la atención sobre el hecho de que al pedirle a Ucrania actuar contra la corrupción, la solicitud de Trump se enfoca solo en el caso de Biden y de una empresa ucraniana de gas natural de cuya junta formó parte su hijo Hunter; y en el tema de las elecciones de 2016, asuntos vinculados con los demócratas.

En medio las críticas, y cuando diversas encuestas confirman un creciente apoyo de los votantes del país al proceso de juicio político, Trump no solo defiende su derecho a exigirle ayuda a Ucrania, sino que ayer fue aún más lejos e hizo lo mismo, públicamente, con China.

China debería comenzar una investigación sobre los Biden. Lo que sucedió allá es tan malo como lo que pasó en Ucrania, manifestó en declaraciones a la prensa, y ese pronunciamiento despertó aún más señales de alarma por emitirse pocos días antes de que Washington y Beijing retomen negociaciones comerciales de alto nivel.

En un editorial sobre el tema, el diario The Washington Post apuntó que el hecho de que el presidente solicite una investigación extranjera de un ciudadano norteamericano, cuando no hay una pesquisa legítima del propio Estados Unidos, constituye una violación flagrante de los derechos de esa persona y del imperio de la ley en el país.

Como parte de la investigación de juicio político, ayer testificó a puerta cerrada ante tres comités de la Cámara Baja el exenviado especial de Estados Unidos para Ucrania Kurt Volker.

Los líderes de esos paneles difundieron anoche mensajes de texto compartidos por Volker con el Congreso en los que se muestran conversaciones entre diplomáticos de la administración Trump acerca de los esfuerzos para que Ucrania indagara sobre Biden.

Tales mensajes sugieren, entre otros temas, que los funcionarios norteamericanos condicionaron la realización de un encuentro entre Trump y Zelensky a que Kiev lanzara las pesquisas solicitadas por el ejecutivo estadounidense.

En los próximos días, a medida que medios y analistas profundicen más en el contenido de esos textos y en otros reportes que van saliendo a la luz, podría incrementarse la fuerza de una tormenta política que, por momentos, parece destinada a volverse huracán. (Prensa Latina)