Sembrar alimentos es compromiso en santacruceño polo productivo El Entronque

Santa Cruz del Sur, 3 abr.- La voluntad de sembrar alimentos es compromiso multiplicado en los obreros que trabajan en las generosas tierras del polo productivo El Entronque perteneciente a la cooperativa de créditos y servicios (CCS) Cándido González del territorio.

En una de las cinco hectáreas allí existentes hay plantado maíz, boniato, ají pimiento, yuca, plátano burro y berenjena, refirió Gabriel  Reyes Aguilera, el joven productor responsable de la citada área en usufructo, quién puntualizó que ante la nueva situación epidemiológica creada por la COVID-19, las horas sobre el surco se extienden para dar superior atención cultural a lo cultivado.

Esteban Aguilera ya tiene 71 años. Sin soltar la guataca aseguró va a mantenerse sobre el surco mientras la salud se lo permita. “Para que  el pueblo, dijo, tenga en los vianderos de su casa todo lo necesario”.

Georbis Reyes hace seis meses forma parte del pequeño colectivo agrícola. Las preguntas del reportero lo motivaron a conversar. Afirmó sentirse muy bien al serle útil a Cuba desde su humilde faena, sin dejar de reconocer su valiosa grandeza.

Otras cuatro hectáreas  en breve serán cultivadas de boniato. Reyes Aguilera habló además del intercalamiento a realizar de calabaza en el sitio donde está ubicado el  sembradío de plátano burro.

Entregar más comida al pueblo con cultivos de ciclo corto, llamado hecho por la máxima dirección de la Revolución Cubana como parte de las medidas de enfrentamiento al coronavirus, es deber insoslayable de los hombres que trabajan en el santacruceño polo productivo El Entronque.