[:es]Santiago de Cuba resalta la impronta de Fidel en el pueblo[:]

[:es]santiago-jp1Santiago de Cuba, 4 dic.- La impronta extraordinaria e imborrable del Comandante en Jefe Fidel Castro en la vida de trabajadores, campesinos, combatientes, mujeres, artistas e intelectuales, niños y jóvenes fue resaltada en el acto político en homenaje póstumo al líder histórico de la Revolución cubana, en Santiago de Cuba.

En la Plaza Antonio Maceo, colmada de santiagueros, pobladores de las provincias orientales y de Camagüey, junto a mandatarios y otras personalidades llegados de diversas latitudes, representantes de las organizaciones de masas, sociales y de la Unión de Jóvenes Comunistas se refirieron a la grandeza humana, política y social del gigante estadista, que hizo suya la causa de los pueblos del Tercer Mundo.

Con la frase de “Fidel, Fidel, ¡Hasta la victoria siempre!” concluyó su discurso el General de Ejército Raúl Castro, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al resumir el homenaje póstumo al Comandante en Jefe.

La masiva concentración en la Plaza Antonio Maceo fue celebrada pocas horas después del arribo a la Ciudad Héroe de las cenizas del líder de todos los cubanos, trasladadas desde La Habana en un cortejo fúnebre que rememoró, en su recorrido inverso, a la Caravana de la Libertad.

Ante los restos de Fidel juremos defender la Patria y el Socialismo y juntos reafirmemos todos la sentencia del Titán de Bronce: “quien intente apropiarse de Cuba recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha”, manifestó Raúl, cuyo discurso comenzó con el agradecimiento más profundo por las incontables muestras de afecto y respeto  a Fidel,  que continúan llegando desde todos los confines del planeta.

Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, expresó el apego de la clase obrera a las ideas de este gigante político del siglo XX.

En nombre del movimiento sindical, Guilarte de Nacimiento lamentó la partida física del artífice de la Revolución, el 25 de noviembre último, y manifestó que el cumplimento con eficiencia de los programas vinculados al desarrollo del Socialismo es y será el más digno homenaje a Fidel.

En representación del campesinado, el presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, Rafael Santiesteban Pozo,  destacó el papel del líder de la Revolución para devolver a ese sector la dignidad pisoteada por tantos años de ultraje y abandono.

Lo calificó como el inspirador del programa de desarrollo agrario luego del triunfo del 1ro de enero de 1959, y que tuvo entre sus principales momentos la entrega de la tierra a los campesinos, la creación del seguro agropecuario y el sueño hecho realidad de llevar hasta los parajes más intrincados la salud, la educación, el deporte y la cultura.

El General de División José Antonio Carrillo Gómez, presidente de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, señaló que el Comandante en Jefe “quedará inscrito en nuestra historia como un hijo sagrado de la Patria”.

Subrayó  que encarnó el heroísmo de su pueblo,  le entregó las cuotas  más altas de dignidad y nunca claudicó ante ningún problema; hizo suyas las ideas de Simón Bolívar y José Martí y las materializó en una revolución genuina.

Fidel entró para siempre en nuestras vidas y seguirá estando junto al pueblo, manifestó  en la Plaza Antonio Maceo,  Carlos Rafael Miranda, miembro del Comité Central del Partido y coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR).

Miranda rememoró el surgimiento de los CDR, auténtica creación de Fidel, la cual seis meses más tarde apoyaría la desarticulación de los mercenarios cuando la invasión por Playa Girón, y acotó que las oportunas críticas y alertas del eminente político  la convirtieron en una fuerza pujante, combativa, solidaria, verdadera representante de la sociedad civil cubana, presente en cada convocatoria, donaciones de sangre, consultas populares y trabajos voluntarios.

En su intervención, Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político del Partido y secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas, dijo que gracias al triunfo de la Revolución las féminas de la Isla conquistaron su propio destino y su dignificación.

Los extraordinarios méritos de Fidel como genio político  e intelectual  comprometido con su época y luchador por la paz, fueron destacados en el acto por Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Maestro en la creación de una conciencia nacional, política y cultural, fue el estadista, pero el intelectual no quedó a la zaga y entonces organizó la campaña de alfabetización, creó  instituciones que promovieron las artes y las letras, y desde su impronta el libro dejó de ser privilegio para convertirse en artículo de primera necesidad, afirmó.

Las nuevas generaciones jamás dejaremos de ser fieles a su legado ni defraudaremos la confianza que siempre depositó en la juventud, afirmó Susely Morfa González, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas, en el homenaje póstumo al Comandante en Jefe Fidel Castro en esta Ciudad Héroe.

Hoy decimos ¡Hasta siempre! al luchador infatigable, el revolucionario completo, el eterno revolucionario y, sobre todo, al padre, al hermano, al amigo de la Universidad y de sus estudiantes, de su pueblo y de todos los defensores de las causas justas, señaló, en otra vibrante intervención, Jennifer Bello Martínez, miembro del Consejo de Estado y presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU). (Cadenagramonte)(ACN) (Fotos: Cubadebate)

 

[:]