Rusia llama a cooperación antiterrorista tras ataques en Londres

Moscú, 23 mar.- Rusia reiteró su llamado a enfrentar de conjunto al terrorismo internacional, en lugar de gastar recursos en amenazas inexistentes, tras los ataques registrados cerca del parlamento británico.

 

Luego de ofrecer sus condolencias por los fallecidos en las acciones terroristas en Londres, la vocera de la Cancillería rusa, María Zajarova, señaló que Moscú de ninguna forma hace alguna diferencia entre las acciones terroristas, pues las condena a todas.

Pero Occidente busca amenazas donde no existe ninguna y descuida los peligros reales, declaró la portavoz, en alusión a la campaña mediática antirrusa para acusar a Moscú de interferir en los procesos políticos de Estados Unidos y de naciones europeas.

El terrorismo debe ser enfrentado de forma conjunta, declaró Zajarova, una posición que coincidió con la expresada por el líder del Partido Comunista de la Federación de Rusia, Guennadi Ziuganov, quien llamó al intercambio de experiencias para enfrentar ese flagelo.

Lo ocurrido en la ciudad francesa de Niza, en Berlín y ahora en Londres, cuando se producen actos terroristas como esos, en parte es consecuencia de la política aplicada por las potencias occidentales en Afganistán, Iraq, Libia y ahora en Siria, consideró Ziuganov.

Ahora recogen el producto sembrado con su política de agresiones en el Medio Oriente y el norte de África, estimó el dirigente político. Estamos ante una guerra no declarada contra nuestras sociedades, agregó.

Para el diputado Alexei Pushkov será necesario esperar la reacción del Reino Unido, cuya primera ministra Theresa May convocó una reunión del comité de emergencia Cobra.

Casi estoy seguro de que el enfrentamiento con Moscú continuará y se buscará una solución en el marco de las potencias occidentales, opinó Pushkov.

Moscú recordó que fueron los países occidentales los que rompieron los vínculos y la cooperación con los órganos de seguridad de Rusia que, consideró, posee mucha experiencia en la lucha contra el citado flagelo.

Al menos dos personas murieron y una decena resultaron heridas, después que un vehículo atropelló a peatones en un puente cercano al parlamento británico, antes que una persona armada con un cuchillo atacara a policías que la balearon.