Ministro destaca apoyo de organismos a lucha antidrogas de Bolivia

La Paz, 14 mar.- El ministro de Gobierno, Carlos Romero, destacó el apoyo de los organismos internacionales a la lucha antidrogas de Bolivia, en la continuación hoy de la sesión de la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas.

 

Nos encontramos en un buen momento como país, hay el reconocimiento de la Oficina de las Naciones Unidad Contra la Droga y el Delito, de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, hay la valoración de la Unión Europea, acerca de los esfuerzos que hacemos y seguiremos haciendo de manera conjunta, afirmó a la emisora radial Red Patria Nueva.

Romero y una delegación boliviana viajó a Viena para explicar los resultados del combate contra el narcotráfico en la nación sudamericana, las proyecciones y encauzar acciones coordinadas con las instituciones de cooperación.

Según la alta autoridad, la reunión bilateral con la Unión Europea se desarrolló en un clima favorable ‘nos planteamos tareas futuras y hay suerte de voluntad compartida para seguir trabajando’.

El ministro también se refirió a las tres principales preocupaciones de la nación altiplánica: el incremento del consumo de droga en el mundo, el aumento de la violencia y el fracaso de la estrategia estadounidense en la lucha contra el narcotráfico.

Indicó que en los últimos ocho años, 39 millones de personas ingresaron a las listas de consumidores, además más de 20 mil víctimas del crimen organizado en Colombia, cientos de miles en Afganistán y casi 50 mil muertos en México.

El ministro resaltó el modelo boliviano de combate a las drogas, que se enmarca en la no injerencia en asuntos de política interna, el respeto de la soberanía de los Estados y los derechos humanos, partición social, auto-regulación, acciones de control y fiscalización, y sanción penal en materia de interdicción al narcotráfico.

Agregó que en los últimos años se destinaron más de mil 200 millones de dólares, además de la incorporación de siete nuevos helicópteros, que permitió ampliar la capacidad operativa del país.

Además, mencionó el proceso de instalación de radares para controlar el espacio aéreo y el destino de más de 300 millones de dólares con miras a la erradicación de cultivos excedente de coca.

Las tazas netas de reducción certificadas por las Naciones Unidas que son las más altas de nuestra historia de 31 mil hectáreas que teníamos hace siete años hemos bajado a 20 mil 200 en el 2015, afirmó.

Romero aclaró que en la década de los 80 del pasado siglo la superficie de coca superaba las 55 mil hectáreas, en 1990 llegó a 45 mil, ahora se encuentra en 20 mil 200, el 13 por ciento de la superficie de cocales de la región.

De acuerdo al alto funcionario en el país se diseñaron tres normas para la lucha antidroga: una para revalorizar la hoja de coca, otra que establece el control del circuito de la hoja verde y la tercera un régimen de sanciones proporcionales al delito.